Lolita Butterfly. Páginas de color rosa

Hace unos días descargué de Bopki el avance de un proyecto literario de cómic con intenciones de atraer a un público más bien femenino y gay que me ha llamado poderosamente la atención. Lolita Butterfly, confesiones de una fashion victim de 8 años, es un conjunto de tiras cómicas narradas por una niña cuya mayor aspiración en la vida es ser “lo más”. Ante esta expresión carente de sentido me esperaba una remilgada apología del “materialismo por que sí” y del “la cabeza está para algo más que para pensar” (como decían en cierto anuncio de champú). Pero en el fondo hay una crítica muy solapada y unas ilustraciones sencillas y aniñadas que merecen la pena.

Si tienes una amiga obsesionada por la moda le encantará que se lo regales. Pero también le gustaría a alguien interesado por la ilustración y el humor crítico. Con unas frases sentenciosas y cortantes al estilo de Mafalda, Lolita Butterfly, controla a la perfección el mundo en el que se ha nacido, rodeada de tecnofilia y obsesión por las apariencias. Y, hasta cierto punto, lo critica: “Puestísima estoy. En fin. Yo voy metiéndome en la cabeza estos datos inútiles, pero vitales para mi futuro” dice Lolita que, en ocasiones, es capaz de mezclar el lenguaje de la moda con expresiones al puro estilo Muchachada Nui, con toda naturalidad.

Es una niña insoportable de pelo enmarañado y con sombrero rosa (para que nadie se de cuenta de que va despeinada) que va cayéndote mejor viñeta a viñeta y, sobre todo, arranca unas cuantas sonrisas. El efecto contradictorio entre la ilustración y el guión que unen la forma de ver la vida de una fashion victim con el dibujo de una niña desgreñada y vestida de negro a la que nunca vemos la cara es, quizá su lado más atractivo.
El lanzamiento del libro se apoya en una amplia campaña en Internet, donde esta minitrendy se saca todo el partido a sí misma (o a las que son como ella) con un blog sobre moda y su propia tienda de merchandising. Y envidia cochina que nos da Idoia Ibertegui a todos los que hemos intentado alguna vez vender nuestras propias camisetas. Porque en el fondo, todos somos un poco Lolita Butterfly.

Vegaoo.es - disfraces a precios baratos baratos

You may also like...

1 Response

  1. Lara dice:

    Pues yo la descubrí hace muy poco aquí: http://www.qualid.es/?id_pre=105 y desde luego que no me ha decepcionado para nada, como tú bien dices, las historias están llenas de humor e ironía. Completamente recomendable para cualquiera, bien critique la moda o bien se pirre por ella!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.