Timbres para bici DIY

Parece que cada vez somos más las personas que nos planteamos coger la bici en nuestros desplazamientos cotidianos dentro de nuestras ciudades o pueblos. En sitios como Barcelona o San Sebastián ya hace mucho tiempo que se promueve el transporte saludable, y en ciudades como Madrid, donde parecía imposible que convivieran coches, peatones y ciclistas, últimamente ha subido la cantidad de estos últimos y el respeto de todos. Así que, ahora que la bici se convierte en parte de nuestra forma de ser, también debe transmitirla, por eso hemos ideado una forma original de tunearla, empezando por uno de sus accesorios obligatorios, el timbre.

Para customizar nuestro timbre de bicicleta no necesitamos más que: un timbre de bicicleta metálico sin pintar, papel de lija, pinturas acrílicas al agua, cinta de carrocero, pinceles o brochas de espuma y barniz incoloro o laca para fimo. Si pensamos usarlo como regalo estaría bien disponer de alguna cajita de cartón donde quepa el timbre, folletos publicitarios o cartones usados y un cordón de zapato del mismo color que las pinturas que vayamos a usar.
-Comenzamos por proteger las partes del timbre que no vayamos a pintar (como las de sujección) con cinta de carrocero. En nuestro caso también hemos protegido el pulsador porque al ser un elemento que está simpre en contacto con la mano puede dañarse la pintura o escurrírsenos el dedo cuando vamos a timbrar y resultar peligroso, pero eso va al gusto de cada uno.
Luego lijamos las partes a pintar para que la pintura se adhiera mejor con una lija fina.
Pintamos toda la superficie del timbre de blanco para darle una imprimación y que los colores adhieran correctamente.
-Una vez decidido el motivo a pintar (los motivos circulares siempre son más fáciles y quedan mejor) nos ponemos manos a la obra con toda la maestría que nos caracteriza.
-Cuando la pintura esté seca damos un par de manos de barniz incoloro o laca para fimo para que nos quede un resultado más brillante y, si no water, sí weatherproof.

-Como en nuestro caso íbamos a prepararlo para regalo hemos usado una caja de cartón reciclado lisa y la hemos decorado con una pegatina hecha con varios papeles de colores superpuestos formando el mismo dibujo que el motivo con el que hemos decorado el timbre. Para la pegatina hemos reciclado el papel de un folleto publicitario y una caja de cereales vacía. Así nuestra caja será más ecológica y con un toque más artesanal. Y nos ahorramos comprar cartulinas xD.
-Por último hemos dado una capa de brillo a la pegatina pegándola en una de las esquinas de la caja y la hemos cerrado con un cordón de zapato a modo de lacito.

Hemos hecho dos modelos diferentes para que veáis el acabado uno cambia el aspecto del timbre por completo. El otro le da un toque de color solo a la parte central destacando el material metálico del propio timbre. En nuestro caso, como no podía ser de otra forma, hemos hecho los timbres customizados de Colorsandía. Pero es divertido idear otros modelos que pueden quedaros muy chulos.


Precio 20 € (iva incluido) ¿Quieres un timbre como estos? Puedes comprarlo pinchando aquí.

Síguenos para acceder a contenido exclusivo

You may also like...

Leave a Reply

3 Comments on "Timbres para bici DIY"

  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of

Hola colorsandía!! Cuándo y dónde se van a poder comprar esos timbres tan chulos? Me encantan! Saludos a todos!!

Hola, Eva. Nos encanta que te encanten los timbres 😉 Estamos preparando una aplicación de tienda en la web para ir subiendo fotos de los diseños que vayamos haciendo y que podáis comprarlos cómodamente con tarjeta. No te preocupes que en cuanto esté preparada os avisaremos. Un abrazo!

Ya podéis comprar los timbres de colorsandía!! Podéis acceder a nuestra tienda online pinchando en el menú de arriba.