Cerrando puertas. Bebés en ascensor.

De un tiempo a esta parte se ve en los anuncios de marcas que se supone son favorables a la vida saludable la recomendación de usar las escaleras en vez del ascensor. ¿Tan arraigado está el uso del ascensor que crea un problema de salud social? Pues desde que tengo un bebé puedo confirmar que sí.

image

Hasta el momento yo no era muy de ascensores. De hecho vivimos en un 5° sin ascensor y como no estoy acostumbrada no lo cojo ni en el metro ni en centros comerciales, ni siquiera en hospitales (si las escaleras son más sanas en cualquier sitio más aún en un hospital donde la persona con la que te apretujas tiene todas las papeletas para tener algo contagioso). De hecho durante el embarazo todo el mundo me preguntaba cómo iba a hacer para bajar de casa cuando me pusiera de parto y puedo asegurar que cualquier contracción duele muchísimo más sentada en un coche que bajando unas escaleras.Sin embargo con un bebé de casi 10 kilos y un carrito con casi otros tantos (Momotaro no siempre se deja portear y al final salimos de casa preparados para todo) no te queda otra que recurrir a los ascensores. Esos ascensores en los que, teóricamente,  las personas que llevan un bebé tienen preferencia. Si es que logras llegar hasta uno, porque cuando te acercas al ascensor te das cuenta de que una orda de individuos sanos de dos piernas y en su mayoría más jóvenes que tú se lanzan a la carrera del tonto el último para no tener que pisar unas escaleras. Da igual que sea solo para medio piso o para bajar, que las escaleras sean mecánicas o incluso que estén cogiendo un ascensor que vaya hacia abajo cuando quieren subir y viceversa. Delante de la puerta de un ascensor perdemos el civismo, la vergüenza e incluso las formas.



GIF outlet 500x500

El ascensor se llena de gente que ha saltado literalmente por encima de tu bebé para llegar a coger un servicio que, obviamente, no necesita. Y una vez dentro te miran con pena sabiendo que si fueras solo podrías estrujarte un poco y montar como sardina en lata pero con un carro eso no es posible y sin carro ¿quién quiere pasar por tan desagradable experiencia? Pero absolutamente nadie te cede su lugar.Aún es más exagerado en el metro. Ese medio de transporte que me sorprendió gratamente durante el embarazo porque nada más entrar con la tripa lo más protegida posible en un vagón a reventar siempre alguien te hacía señas desde un asiento para que te sentaras y la muchedumbre hacía lo posible para cederte el paso. Sin embargo una vez que el bebé está fuera de ti, que es una persona identificable a la que se puede mirar con vergüenza nadie le cede el sitio. A veces me planteo que a lo mejor la gente da por supuesto que si llevas un bebé no tienes prisa y por tanto ellos que sí la tienen anulan tu preferencia. Que tienes años de baja maternal, que no tienes un trabajo con problemas para conciliar, que como por arte de magia te conviertes en una persona lenta y orgullosa. Está claro que no tienen hijos.

Pero aún así, si tan tarde llegas a trabajar, ¿no será más rápido para ellos que no tienen que cargar con nadie más, el correr escaleras abajo? ¿O el verdadero problema es que nos hemos acostumbrado hasta tal punto a los ascensores que no se nos ocurre siquiera pensar que existen alternativas? ¿Que damos por supuesto que la prioridad la tiene el que llega antes porque si hacemos un poco de ejercicio moriremos y es la ley de la selva la que nos guía? En ese caso va a hacer falta algo más que un rótulo en un anuncio de cereales para hacernos entrar en razón.

Síguenos para acceder a contenido exclusivo

You may also like...

13 Responses

  1. LadyCat dice:

    Con carrito no te respetan en ninguna parte, es vergonzoso.
    Por suerte, mi hijo ya va sin silla y ahora vivimos en planta baja.
    Besis.

  2. Es que los ascensores de los sitios públicos están hechos para las personas cin movilidad reducida y las familias que llevan un carrito de bebé que no pueden ir por otro sitio, pero la gente tiene el civismo donde acaba la baja espalda. Luego dirán eso de “siempre se nos ha educado así y estamos muy bien” cuando intentas educar un poco diferente. Pues sólo hay que mirar la sociedad tan cívica y empática que tenemos.

    • Sand dice:

      El problema es que no queda clara la preferencia. Tendría que especificarse que son ascensores exclusivos y el que no tenga necesidad suba y baje de otra forma.

  3. mira, has plasmado perfectamente lo que siento yo cada vez que voy a un centro comercial o sencillamente cuando voy en metro.
    Y sinceramente no lo entiendo, yo nunca me he planteado coger el ascensor en esos sitios que siempre tienen escaleras mecánicas que son mucho más rápidas y además que para ir a buscar el ascensor tienes que desviarte.
    En más de una ocasión me he sentido tentada a preguntar a más de uno el porque de ir a buscar el ascensor y tener que estar esperando cuando hay escaleras mecánicas.

    • Sand dice:

      Yo lo he dicho varias veces y se te quedan con cara de incredulidad pero nada, que no se mueven. Un señor incluso me dijo una vez que dónde ponía que el ascensor era mío y le dije: “justo detrás de usted tiene el cartel que indica que es para personas con niños”. Le dio exactamente igual y la maleducada era yo.

  4. Y ya cuando fuman dentro y tu entras con tu bebé… es alucinante. Dejan todo el olor. En espacios tan reducidos.
    Pues a veces te encuentras que tú tienes más prisa, porque llora, tiene hambre, te pones nerviosa porque no llegas… si fuéramos más tolerantes no harían falta los carteles. Si uno tiene piernas y otro va con carro es simple lógica

  5. La empatÍa es muy necesaria y aún queda tanto por hacer, es un valor que debería siempre estar presente desde pequeños.Totalmente de acuerdo con este post!!

    • Sand dice:

      Entre eso y lo de no respetar el asiento reservado. Por suerte en el Metro de Madrid siempre hay alguien que se levanta cuando estás embarazada (aunque nunca sea el del asiento reservado). Pero si vas con un niño pequeño sin carro no se levanta nadie.

  1. 12 marzo, 2017

    […] que acabamos haciendo todo lo contrario a lo que nos hemos planteado). Es un lugar céntrico, accesible para carritos, con zona infantil en la planta baja, con techos altísimos, y con un precio de entrada simbólico […]

  2. 5 octubre, 2018

    […] se cansan rápido. Siempre cansa menos tener disponible el ascensor o las escaleras mecánicas, y recuerda que tenéis prioridad sobre la gente sin problemas motores y que no es anciana, pero también ten en cuenta que vosotros […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Alejandra López Gómez
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://colorsandia.es/aviso-legal/.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola