Diente por diente. Probamos Chamogel

Desde que nació Momotaro una de las experiencias básicas de todo padre que más perdidos nos tiene es la erupción del primer diente. Además está empeñado en llevar la contraria a todos los abuelos e incluso a la pediatra.
Cuando a los cuatro meses empezó a meterse la mano en la boca hasta la muñeca empezó a correr el rumor Constante: “pobrecito, ya le están saliendo los dientes tan pequeño… en un par de días le veis el primero” desde entonces han pasado cinco meses y nada, los dientes ni están ni se los espera. O al menos él no los espera porque se ha acostumbrado a comer de todo con sus encías como piedras a prueba de BLW.

chamogel


Hubo una época en la que sin venir a cuento lloraba desconsolado metiéndose el dedo en la boca y diciendo “abuuú”, pero a los pocos minutos se entretenía con algo y se le pasaba. A veces muerde cualquier cosa con fuerza y babea un rato… pero nada. Tampoco ha tenido fiebre ni ha vuelto a quejarse de la boca. Solo se cabrea y llora por la noche antes de quedarse dormido, momento en el que hemos aprovechado para probar el Chamogel que nos regaló Mamá Natura a través de Madresfera porque pensábamos que podían ser molestias de los tan temidos dientes pero hemos llegado a la conclusión de que es porque se niega a que se acabe la juerga.
Así que seguimos esperando el primer diente como agua de mayo con el Chamogel Primeros Dientes listo para aplicar en cualquier momento.


A diferencia de otros productos de DHU, como Chamodent o el tan traído y llevado Kolikind, Chamogel no es homeopático. La verdad es que con tanta polémica a favor y en contra de la homeopatía dan ganas de probar para confirmar si es verdad que salva la vida de los papás insomnes o es agua con azúcar. Tampoco lleva belladona entre sus ingredientes, que es una planta que tiene muchos detractores.


Chamogel es un cosmético que ayuda a calmar y cuidar las encías del bebé cuando está molesto por los dientes y se puede usar con los mordedores que llevan ranura específica para este tipo de productos. Pero si como el nuestro vuestro bebé es más de morder zanahoria basta con echarte una pequeña cantidad en la yema del dedo (limpio claro) y masajearle las encías en cuanto intente mordértelo.


En cuanto a las características a destacar de Chamogel:

-EFICACIA: cualquier puntuación que le diéramos sería injusta teniendo en cuenta que por no tener Momotaro no tiene ni las encías rojas o hinchadas (esta mañana la enfermera del centro de salud se partía de la risa viendo que parlotea en su idioma como si estuviera dando un discurso pero no tiene un solo diente). Aunque ampliaremos información en cuanto le empiecen a salir porque está claro que ya sea tarde o temprano de esa no nos libramos. Actualización a 10 de febrero de 2017: probado en los dos primeros dientes. Con el primero no teníamos muy claro que funcionara pero hace unas semanas se despertó llorando y gritando como un loco y no había forma de calmarle. Como no sabíamos qué le pasaba probamos a darle Chamogel donde pensábamos que le saldría el segundo, según se lo dábamos nos arrebató la cajita y se puso a jugar con ella. Dejó de llorar y aunque seguía molesto se calmó bastante. No sabíamos si realmente había funcionado el gel o la cajita para jugar pero en unos días el diente rompió la encía y nos convencimos de que Chamogel funciona.

-TEXTURA: Le damos un 5. Es muy suave y agradable

-SABOR: También le damos un 5 yo lo he probado y sabe fresquito como a chicle de menta pero con un sabor suave. Es de agradecer que aunque no sea un alimento tenga un sabor agradable ya que los niños se lo tienen que meter en la boca. Al peque debe de gustarle mucho porque al dárselo intenta chuparme el dedo para que vaya todo para dentro en vez de a las encías. Hasta hace poco se relamía con cualquier cosa por lo que su opinión ni hubiera sido muy fiable pero ahora que al menos escupe el paracetamol, queda claro que Chamogel le parece más una golosina que una medicina.

-PRESENTACIÓN: el gel viene en un tubo pequeño de 10gr. de boquilla fina muy similar al típico envase de pegamento tipo superglue lo que puede, aunque remotamente, dar lugar a confusiones. Obviamente no vamos a dejar nunca el tubo de Chamogel (ni de ningún otro medicamento o cosmético) al alcance de un niño y aún menos el de pegamento, pero la similitud no me da buena espina y con los niños toda precaución es poca. Por lo demás es fácil de usar y el gel sale muy poquito a poco por lo que no debemos preocuparnos por no controlar la dosis o malgastar el producto. Por tanto puntuamos con un 4.

-MODO DE APLICACIÓN: le damos un 3. Estaría bien que fuera un poco más espeso y consiste. Al ser tan ligero es difícil llegar con el dedo a la zona de aplicación antes de que se haya perdido en otra parte de la boca. Además la cantidad a usar es tamaño guisante por lo que rápidamente desaparece en cuanto empiezas a masajear. Una textura más manejable sería de ayuda.

 

Chamogel es un producto de Mamá Natura, marca especializada en bebés y niños, de venta en farmacias a un precio aproximado de 5 €, sus ingredientes activos son el pantenol y las hojas de malva y está certificado como producto que no produce erosión dental ni caries.

 

Vegaoo.es - disfraces a precios baratos baratos

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.