Niños seguros. Seis cosas a tener en cuenta antes de comprar una silla de coche

Cuando empecé a mirar una silla de coche para sustituir el grupo 0 me encontré con mucha información dispersa sobre sillas que en nuestro país se venden y son legales pero que suponen un peligro para nuestros hijos. Aparte de la consabida contramarcha hay muchos puntos a tener en cuenta antes de comprar una silla de coche. Una vez informado uno ya es mayor (por algo es padre) para elegir cuál le va mejor. Pero lo importante es juntar la información para no ir a ciegas pensando que la ley o la homologación cubren las espaldas de nuestros hijos porque, por desgracia, no es así. Aquí tenéis una lista de peligros a tener en cuenta antes de comprar una silla para el coche.

silla de coche de niño

Hasta los 4 años siempre a contramarcha, por favor.

Yo creía que ya había suficiente información en Internet como para que todos los padres que compran a sus hijos una silla de coche a favor de la marcha lo hicieran con todos los riesgos claros pero nunca está de más dar algunos datos. En muchos países la contramarcha es obligatoria hasta los 18 kilos. Para un niño, que aún no tiene la musculatura del cuello preparada para retener la cabeza en caso de choque un pequeño golpe supone una un lesión medular si la silla no va a contramarha. Lo que para un adulto es el típico latigazo cervical a un menor de 4 años es una decapitación interna. Suena muy feo pero es peor. La cabeza se separa del cuello por dentro dejando un bebé tetrapléjico en el mejor de los casos. En Suecia las sillas pasan un test de seguridad adicional (el plus test) que os puede dar más datos sobre su seguridad. Nunca está de más darse un paseo por la web de acontramarcha.com antes de elegir silla para el coche.
Respecto al mareo… Cada niño es un mundo. Momotaro empezó a marearse nada más moverse el coche cuando tenía 10 meses. Era una cosa exagerada. Yo incluso me planteé cambiar la silla a favor de marcha para probar si iba a mejor, hasta que nos dimos cuenta de que quitando el típico espejo para verle a través del retrovisor pasaba a marearse solo en carreteras tercermundistas como todo hijo de vecino. Seamos sinceros, que el niño vaya a favor de marcha es una ventaja para los padres si no llevan a nadie que pueda ponerse a su lado y ocupa mucho menos en el coche. Pero al niño no le supone mayor problema en el viaje (sobre todo si es un niño que nunca ha viajado aún hacia delante) y es cinco veces más seguro.

Sillas de coche con escudo frontal. No, gracias.

Estos datos se los debo a El Laboratorio de Mamá por divulgar la información clasificada que muchas veces solo tienen los profesionales del gremio. Una silla de coche de escudo no tiene retención en los hombros, solo frontal. Por tanto con la elevación que sufre la parte de atrás del coche recibir un choque en el morro el niño sale disparado hacia arriba y se golpea con el techo. ¿Como es posible entonces que estén homologadas y se vendan alegremente? Pues porque los tests de choque de estas sillas se hacen con un coche que circula por un carril de hierro y no se puede levantar del suelo. Vamos, que no se hacen pruebas de la silla de coche en coches, aunque parezca de perogrullo, sino en algo más parecido a un tren… Si encima tenemos en cuenta que son sillas a favor de marcha ya se llevan la palma de la inseguridad.

silla de coche de niño

Silla de coche de segunda mano. No, gracias.

A no ser que sea de una persona muy cercana por la que podáis poner la mano en el fuego si os dice que nunca ha tenido un golpe llevando esa silla. Y es que tras un accidente las estructuras de la silla pueden resultar dañadas y hay que cambiarla para un evitar peligros. Todo el mundo conoce a alguien que compró un flamante coche de segunda mano que parecía perfecto y luego empezó a dar fallos de mecánica porque había sufrido un golpe bien camuflado. Pues con los sistemas de retención infantil pasa igual. Y, por otro lado, a nadie se le ocurriría comprar un casco de segunda mano para la moto? ¿No? Pues en este caso es la vida de nuestros hijos la que está en juego. De hecho hay marcas como Klippan que ofrecen un seguro a los dueños de las sillas para que el cambio por una nueva sea gratuito en caso de siniestro.

En silla de coche siempre sin abrigo, por favor.

¿Por qué? Pues porque por muy bien que ajustamos los arneses de la silla estarán ajustados al abrigo en vez de al cuerpo del niño y es posible que no quede suficientemente fijo en la silla. De esta forma ante un choque fuerte el niño puede salir disparado hacia delante. Especialmente en sillas a favor de marcha. Así que dejemos de ahorrar en calefacción y quitemos a nuestros hijos los abrigos en invierno antes de entrar en el coche. Aquí tenéis un vídeo que os lo dejará más que claro.

El isofix no es la panacea.

Menudo chasco cuando nos enteramos de que por mucho isofix que llevara nuestro coche las sillas a contramarcha que teníamos como opción no entraban en el habitáculo usando el isofix. Pensábamos que el niño iba a ir mucho más inseguro en una silla de coche anclada con el cinturón de seguridad. Sin embargo en la tienda nos explicaron que el isofix tiene una función de asegurar un montaje rápido y correcto cuando la silla va a ser movida a otro coche de forma habitual. Pero como sistema de retención es mucho más potente el cinturón de seguridad. De hecho, casi todas las sillas con isofix recomiendan montaje con cinturón a partir de que el niño tiene cierto peso porque el isofix no podría con tanta inercia. Si no vais a mover la silla de coche de forma habitual una de las que se fija con cinturón es más barata y más segura siempre que esté bien colocada

Comprar online no es la mejor opción.

Ya estamos acostumbrados a que todo es más barato y fácil por Internet. Pero en sillas de coche merece la pena ir a una tienda física especializada. Y digo especializada porque en la mayoría de grandes superficies no os van a saber asesorar ni tienen la menor idea de lo que están vendiendo. Buscad una tienda en la que os prueben la silla en el coche y permitan que el niño se siente para ver si va cómodo. Probablemente una vez puesta, si es que se puede poner, la silla que habíais planeado no encaja a la perfección o no le gusta al peque que, al fin y al cabo, va a ser el usuario final. Nadie mejor que un especialista para indicaros la silla correcta para vuestro coche y dejarla bien instalada. Eso es un trabajo duro y que suele llevar casi una hora si vais a probar dos o tres sillas. Algo imposible de hacer online y a lo que, además, no se da valor porque los sistemas de retención infantil son de las pocas cosas que tienen prácticamente el mismo precio en todas las tiendas.

silla de coche de niño

Una última reflexión personal.

Viajad con vuestros hijos siempre que os resulte posible. No quiero decir que estéis todo el año de vacaciones ni que les hagáis pasar todas las fronteras. Quiero decir que cuando os toque viajar y no seáis el conductor no os limitéis a meterles en el coche y plantarles un vídeo de Pocoyó para que estén callados, tranquilos y distantes durante todo el viaje. Los niños no son callados ni tranquilos y es normal que no lo estén. Viajad con ellos, a su lado. Jugad al veo veo, cantad canciones, imitad animales, contadles cuentos… Estar obligado a estar quietos y sentados durante horas es algo que a nadie le gusta pero si puedes aprovecharlo para pasar rato con ellos, un tiempo que probablemente fuera del coche no tengas, seguro que dentro de unos años esas horas te sabrán a gloria.
Hasta aquí los puntos más importantes que nosotros hemos tenido en cuenta antes de comprar nuestra silla de coche. Una Axkid Kidzone con la que hasta hoy estamos muy contentos. ¿Hay algún otro factor que os parezca importante? Por favor, ponednos un comentario para ayudar a todo el que llegue hasta este post a evitar riesgos para sus hijos.

Vegaoo.es - disfraces a precios baratos baratos

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.