#EnTusOjos Revisiones oculares en niños. Cómo, cuándo y cada cuánto tiempo.

Me pongo #EnTusOjos

La semana pasada fue el Día Mundial de la Visión y para celebrarlo acudimos al evento que Madresfera y Novartis celebraron para bloggers de maternidad y que se promocionó con la campaña “Me pongo #EnTusOjos. Además de hacernos un par de pruebas oftalmológicas: medir la tensión intraocular para prevenir el glaucoma y una fotografía del fondo de ojo para comprobar su estado, asistimos a una charla no solo muy interesante sino también amena con la oftalmóloga del Hospital Clínico San Carlos de Madrid Laura Morales, y varios representantes de Accción Visión España como Andrés Mayor y Yolanda Asenjo. Además Hannah (de diario de una madre agotada) nos contó su experiencia personal como madre de un niño con glaucoma congénito. Todos aprendimos mucho sobre las revisiones oculares en niños, cómo prevenir las enfermedades oftalmológicas así como tratarlas y entenderlas.

foto de grupo

Revisiones oculares en niños

Una de las razones que más me atrajo para participar en este evento fue, además de la merienda, aprovechar para hacernos las revisiones oculares. Por mi parte tengo antecedentes familiares de glaucoma por lo que me tengo que controlar la tensión intraocular, pero en las revisiones médicas no es habitual que te hagan ese tipo de pruebas. Además Momotaro tiene una pequeña mancha en un ojo y, aunque la pediatra no la ha dado importancia, es muy difícil conseguir que lo abra en una situación médica (batas blancas, hospitales y todas esas cosas que les dan pánico a los niños) por lo que aprovechamos para que la optometrista de la campaña #EnTusOjos le echara un vistazo al aire libre, en una zona tranquila en la que en ningún momento tuvo miedo y estuvo encantado de colaborar.

16 12 mi presión intraocular es correcta

Este fue uno de los temas que más se comentó en la charla con los representantes de AVE (Acción Visión España) y la oftalmóloga. La dificultad de realizar revisiones oculares en niños dadas las malas experiencias que por lo general tenemos con los peques en los médicos y lo poco adaptadas que suelen estar las consultas para facilitar las pruebas diagnósticas en caso de niños pequeños y bebés. En este punto tuvimos la suerte de contar con la experiencia de Hannah que además nos animó a acudir al Hospital La Paz en caso de cualquier urgencia ocular infantil, donde los especialistas son oftalmólogos pediátricos y están acostumbrados a tratar con niños.

Por otro lado, Laura Morales nos dio varias pautas para la prevención y diagnóstico de enfermedades oculares en casa:

  • Limitar la exposición de los niños a pantallas (especialmente las de móviles y tablets en las que la mirada se fija de forma más concentrada), fomentar las actividades al aire libre e intentar siempre que los juegos, incluso en casa, se hagan con gran cantidad de luz natural.
  • Incluir en su dieta frutas y verduras que ayuden a la mejora de la visión como las naranjas, zanahorias, arándanos, brócoli o maíz.
  • Atender a las pequeñas muestras de debilidad visual que nos puedan dar los niños. Ellos no son conscientes de cuándo ven mal y no lo van a expresar como un adulto. Por tanto tenemos que estar atentos a cualquier detalle que nos haga pensar que no vean bien los colores o que tengan más visión por uno ojo que por otro. Cabe destacar que la doctora nos explicó que es habitual que los padres se den cuenta de que el niño tiene problemas de visión de un ojo tras disfrazarle de pirata con parche o cómo Andrés Mayor no se dió cuenta de que tenía problemas de retinosis en la infancia porque sus amigos y familiares simplemente pensaban que era torpe cuando jugando al fútbol no veía venir los balones con el rabillo del ojo.
  • Hacer revisiones oculares cada dos años a partir de los cuatro, e inmediatas cuando tengamos cualquier indicio de que nuestro hijo no ve correctamente o veamos cualquier síntoma extraño como lagrimeo excesivo y ojos rojos (que pueden ser una simple conjuntivitis pero que en casos recurrentes pueden significar una fotofobia causada por una enfermedad ocular como el glaucoma congénito).

Hannah cuenta su experiencia

Asociacionismo y concienciación

No debemos olvidarnos de que son muchas las personas que padecen enfermedades oculares y del gran trabajo que hacen las asociaciones de pacientes para ayudarlas. Ante cualquier situación de enfermedad ocular podemos recurrir a los socios de AVE que no solo aconsejan y prestan su experiencia a los nuevos pacientes sino que les apoyan en el proceso de aceptación y tratamiento de su enfermedad así como de la mejora de su calidad de vida. Calidad de vida que se ha incrementado mucho gracias a las nuevas tecnologías que facilitan a las personas con problemas de visión el acceso a la información pero que, por otro lado, siguen dándoles la espalda en cuanto a la accesibilidad.

A menudo no estamos concienciados de que al contenido que generamos tienen que acceder personas con problemas visuales y no les facilitamos la lectura del mismo. Incluso, como nos contaba Andrés  Mayor, en muchas ocasiones, por desconocimiento no empatizamos con las personas que tienen una discapacidad visual al no ser conscientes de los diferentes tipos de patologías existentes. Aunque puedan estar mirando sus móviles pueden estar usando dispositivos de accesibilidad para hacerlo o que simplemente tener la visión limitada la campo en el que los sitúan (ya que muchas enfermedades se caracterizan por la reducción del campo visual por los lados y otras por el centro), no queriendo eso decir que en plena calle se puedan manejar como si vieran perfectamente.

Vegaoo.es - disfraces a precios baratos baratos

2 Responses

  1. Iryna dice:

    Gracias por hacer este resumen. Informacion muy util en el caso que hacer si hay indicios que el niño ve mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.