Psicología perinatal, Cynthia Páramo: “Las “partes oscuras” de la maternidad, estaban silenciadas y censuradas, y hablar de ellas te transformaba automáticamente en una mala madre.”

Conocí a Cynthia en un momento importante de nuestras vidas. Un momento perinatal, aunque yo aún no había oído jamás aquel “palabro”. Mi bebé tenía solo unos meses más que el suyo. Me sentí por completo identificada y comprendida en la tensión que me estaba suponiendo reubicar mi lugar en el mundo ahora que mi responsabilidad iba mucho más allá de mi misma. Pero no solo por ser ambas mamás recientes y primerizas sino porque Cynthia tiene una capacidad para escuchar y para tranquilizar que va más allá de sus funciones profesionales como psicóloga. Tiene algo que te anima a soltarte y ser tu tu misma y a perder el miedo a hacerlo. Yo he tenido la suerte de haber vivido con ella ese momento que nos marca.  Ese momento que en su caso le hizo decidir que quería volcarse profesionalmente en apoyar a otras madres y padres que necesitan ayuda para reubicarse, para superar, para seguir adelante en ese nuevo rol que ya será el más importante de sus vidas. Cuando Cynthia me pidió que abordara el tema de la psicología perinatal en el blog, pensé que la mejor forma de hacerlo era darle voz porque me gustaría que quien la lea se se sienta tan acompañado por su voz como me siento yo cada vez que la escucho.

psicología perinatal: mamá y bebé

Foto: María Carribero

¿Qué razón te llevó a especializarte en psicología perinatal?

No hay una única razón, fue más bien una suma de circunstancias. Por una parte, empezaron a llegar a mi consulta pacientes, que acudían por motivos que no tenían nada que ver con la maternidad/paternidad, y a lo largo del proceso terapéutico aparecían asuntos relacionados con la perinatalidad, como el deseo de ser madre o la dificultad de contactar con ese deseo, pérdidas gestacionales con el duelo sin elaborar, procesos de reproducción asistida, etc. Mi sensación era que me faltaba una mirada especial para acompañar esta etapa vital.
Por otra parte, mi experiencia personal ha sido clave. Mi vivencia de la maternidad ha sido movilizadora. Comenzó como una búsqueda para entender mis propios procesos, entender mis emociones y mis cambios. Y me dejó fascinada la manera tan perfecta en que la naturaleza y nuestra fisiología ponen en marcha los mecanismos que garantizan el bienestar del bebé y de la madre. Todo esto tiene un efecto también en lo emocional y lo cognitivo. Desafortunadamente, vivimos en un entorno social que no favorece que lo natural ocurra, y entonces aparecen desajustes, malestar, culpa…
Siento la necesidad de aportar mi granito de arena, para generar un cambio en la mirada hacia la mujer y sus procesos, como la maternidad.

Mi vivencia de la maternidad ha sido movilizadora.

¿Qué ámbitos abarca la psicología perinatal?

Abarca todo lo que ocurre en la parte del ciclo vital que comprende desde el deseo de ser madre/padre, pasando por la concepción (y sus posibles dificultades), embarazo, parto, posparto y primeros años de crianza. Incluye también desde la prevención hasta la intervención.

¿Por qué podemos llegar a necesitar acudir a consulta de un psicólogo perinatal?

Te puedo describir algunos ejemplos, aunque no son los únicos motivos. Si seguimos la cronología del proceso: conflicto con el deseo maternal/paternal, dificultades con la concepción y acompañamiento en los procesos de reproducción asistida, embarazo de riesgo, ansiedad, depresión u otros trastornos durante el embarazo, no aceptación del embarazo, pérdidas gestacionales (incluida la interrupción voluntaria del embarazo), miedo al parto, nacimientos prematuros o que requieren hospitalización, vivencia de parto traumático, dificultades de vínculo con el bebé, trastornos en el posparto como ansiedad, depresión, TOC, malestar durante los primeros meses de crianza (soledad,culpa, frustración), crisis de pareja, dificultades con el nuevo rol de madre/padre…
También podemos utilizar las herramientas de esta especialidad de forma preventiva, accediendo a información veraz y contrastada que nos aporte otra visión de estos procesos.

psicología perinatal: mamá y bebé

Foto: María Carribero

¿Durante cuánto tiempo se puede considerar que un problema psicológico puede estar directamente vinculado a la situación del embarazo, parto o de la nueva maternidad?

No tiene que ver con cuánto dure después, sino con cuándo se origina. Para colocar esta etiqueta, tiene que comenzar en la etapa perinatal. Aclarar de todos modos, que ningún problema psicológico tiene una única causa, siempre se dan una suma de factores (individuales, interpersonales, ambientales o de contexto).

Si necesitas una tribu, ayuda a construirla.

¿Es más necesaria la psicología perinatal de lo que era antes? ¿está vinculada a la
situación actual de falta de tribu?

Creo que tenemos que mencionar varios asuntos en esto. Por una parte, estamos cambiando la mirada hacia la mujer y lo femenino, y se empieza a dar importancia y a visibilizar asuntos que antes se pasaban por alto. Las “partes oscuras” de la maternidad, estaban silenciadas y censuradas, y hablar de ellas te transformaba automáticamente en una mala madre. O se justificaba cualquier cosa, como la violencia obstétrica, con “olvídate, lo importante es que el bebé está bien”. Así que, las dificultades y los trastornos también existían antes, pero se ocultaban y por lo tanto, no había lugar para la intervención. Y por otra parte está el asunto que tú apuntas. Para que la crianza se dé de una manera saludable, es necesario sostener a la madre y esto es lo que hace la tribu. Actualmente la red familiar no está presente en muchos casos. En ocasiones porque ha habido un desplazamiento del lugar de origen por motivos laborales, y la familia queda lejos. También, el retraso en la edad a la que llegamos a la maternidad, hace que los abuelos ya no estén tan disponibles por su propia edad. Además antes había una red vecinal que se ha perdido.

Las “partes oscuras” de la maternidad, estaban silenciadas y censuradas, y hablar de ellas te transformaba automáticamente en una mala madre. O se justificaba cualquier cosa, como la violencia obstétrica, con “olvídate, lo importante es que el bebé está bien”.

Todo esto unido al mensaje que hemos interiorizado las mujeres de que “tenemos que poder con todo” hace que vivamos la crianza con sobrecarga, en soledad y con un grado de exigencia muy elevado. Esto es un cóctel perfecto para que aparezcan dificultades e incluso trastornos.

psicología perinatal: nuestra tribu

Foto: María Carribero

¿Hay alguna posibilidad de introducir la psicología perinatal en la vida diaria de las madres mediante actividades, recursos y grupos que se ofrezcan como una alternativa habitual a cualquier madre reciente sin tener que pasar por el diagnóstico de un problema concreto y derivación a psicólogo para consulta individual?

Claro, y esa es la idea. Potenciar lo que es saludable para la maternidad, para minimizar el número de mujeres que acaba necesitando una intervención psicológica. Dentro de las funciones de la psicología perinatal está la prevención. Informar de las opciones que existen, hacer entender qué asuntos se ponen en juego en esta etapa vital, desmitificar la maternidad y a la vez darle el lugar tan importante que ocupa, puesto que es el pilar básico del desarrollo social, y el sistema debería facilitar la crianza. Y también explicar qué herramientas facilitan el proceso, como por ejemplo, pertenecer a una tribu, como hablamos antes.
En mi caso, esta labor de prevención la realizo de varias maneras. Colaboro con matronas en los talleres de preparación al parto, realizo charlas y talleres relacionados con estos temas para poner esta información en manos de los padres y las madres y que tengan recursos y sepan entender las nuevas vivencias. También a través de talleres de lactancia y crianza, facilitando espacios para compartir, soltar y normalizar. Y animando a las mujeres a que creen su propia tribu. Cada vez hay más grupos de este tipo, al menos aquí en Madrid, y dan grandes resultados. No tienen que estar necesariamente dirigidos por un profesional.
Los grupos de iguales también son muy útiles en estos casos. Ten en cuenta que hablamos de mujeres sanas y de un proceso natural, así que no tiene que haber presencia de una psicóloga necesariamente. Hay un mensaje que intento transmitir a las madres y es que si tienen alguna dificultad, consulten. La mayoría de los malestares se pueden solucionar con cierta facilidad, y no es necesario sufrir días o semanas. Así que dependiendo de cual sea el problema, que consulten a la matrona, a la asesora de lactancia, a la psicóloga perinatal. Consultar a una profesional no nos hace más débiles ni menos capaces, sino todo lo contrario.

Animo a las mujeres a que creen su propia tribu. Cada vez hay más grupos de este tipo, al menos aquí en Madrid, y dan grandes resultados. No tienen que estar necesariamente dirigidos por un profesional.

psicología perinatal: mamá y bebé

Foto: María Carribero

Daños colaterales

¿Por qué cuando somos madres empezamos a interiorizar un sentimiento de culpabilidad continuo?

Bueno, dicho así, parece que en el parto nacieran el bebé y la culpa dados de la mano. Y esto no es así. Hay mujeres que no viven con culpa la maternidad. Incluso siendo una emoción frecuente, la intensidad con la que la vive cada mujer, varía de una a otra. Así que hay una parte que tiene que ver con factores personales. Seguramente aquella mujer que siente culpa con la maternidad, la habrá sentido también en otros momentos de su vida. No obstante, la maternidad está rodeada de mucha exigencia, tanto personal como social. Nos cuentan y nos contamos que podemos con todo, nos dicen que va a ser en momento más feliz de nuestras vidas, y muchos más mensajes en esta línea. Son unas expectativas que no se cumplen, y ante la disonancia entre lo que “debería ser” y lo que vivimos realmente, nos contamos que debe haber algo mal en nosotras o en lo que hacemos, y aparece la culpa.

¿Necesitan los hombres acudir a la ayuda de la psicología Perinatal? ¿Cómo les
afecta ellos el parto?

También pueden necesitarlo los hombres. En su caso, el rol de padre ha cambiado de manera radical. Ahora se espera de ellos que hagan cosas de las que no tuvieron modelo.
Aparece un conflicto entre lo que vieron hacer y lo que se espera que hagan. Y esto puede generar mucho malestar, sensación de no saber, de estar perdido, frustración.
Por otra parte, en el sistema familiar se produce un cambio profundo. Pasan de tener la mirada de la pareja, a que la pareja esté completamente dedicada al bebé. Si este movimiento no se hace bien, integrando de manera adecuada al padre, el hombre puede sentirse desplazado, aislado, inútil y en algunos casos con celos del bebé. Entender cuál es el nuevo papel de cada uno, hará que se sientan equipo y ambos estén vinculados con el bebé e involucrados con la crianza.

psicología perinatal: bebé

Foto: María Carribero

Si este movimiento no se hace bien, integrando de manera adecuada al padre, el hombre puede sentirse desplazado, aislado, inútil y en algunos casos con celos del bebé.

 

Y mencionar, que el tercer beneficiado por la psicología perinatal es el bebé. Una madre y un padre que se sienten bien, son la mejor apuesta para el bienestar del bebé.

Cynthia Páramo es psicóloga especialista en Salud Mental Perinatal, Psicoterapia Conductivo-Conductual y Terapia Gestalt. Miembro de la Asociación Española de Terapia Gestalt, a la Asociación El Parto es Nuestro y a la Asociación Española de Psicología Perinatal. Puedes contactar con ella a través de su web Conócete Psicoterapia

 

Síguenos para acceder a contenido exclusivo

Leave a Reply

12 Comments on "Psicología perinatal, Cynthia Páramo: “Las “partes oscuras” de la maternidad, estaban silenciadas y censuradas, y hablar de ellas te transformaba automáticamente en una mala madre.”"

  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of

Me ha encantado el articulo! muy bien elegido el tema, fantásticas y sabias palabras de Cynthia y preciosas fotos!

Importante que se visibilice que las madres necesitamos recibir cuidados para poder cuidar…

Fabulosa entrevista. Mi enhorabuena por su profesionalidad y sensibilidad tanto a la entrevistadora como a la entrevistada. Yo tengo una niña de 22 meses y me hubiera gustado disponer de toda esta información antes, porque durante esta etapa de recién estrenada maternidad me he vivido algunos procesos dolorosos y difíciles de gestionar. Y solo leer a Cynthia Páramo ya es sanador. Ojalá se abordase el debate sobre la maternidad/paternidad habitualmente con esta profundidad y conciencia.

Muy buena entrevista. Gracias por compartir. La ayuda de un profecional como Cynthia es importante y valiosa para nosotros como padres.

Muy buenas preguntas y unas respuestas llenas de realismo y optimismo al mismo tiempo. Muy útil saber que la psicología puede ayudarnos también en la perinatalidad, un momento precioso pero que puede ser muy, muy duro.
Enhorabuena por la entrevista, y un 10 para las fotos. Gracias!!

¡Qué útil! Gracias por acompañarnos y enhorabuena por vuestro trabajo.

[…] Os dejo algunos ejemplos: Paola – Mamis que se cuidan y La esencia de Hathor Cynthia – psicóloga perinatal Úrsula – actividades infantiles en inglés en Knock for fun. Ana– asesora de lactancia […]