Cama casita Montessori y otras opciones para pasar de la cuna a la cama sin traumas.

Es una etapa por la que todo niño debe pasar tarde o temprano: Dejar su colchón pequeño o el hueco en la cama de sus padres para pasar a la amplitud, a veces imponente, de una cama de mayor. La cama casita Montessori, tan de moda en los últimos años, parece dar una opción intermedia al paso a una cama normal pero ¿Es realmente práctica? ¿Qué otras opciones existen? Hoy voy a tratar este tema después de haber pasado por la situación hace algunos meses. Os cuento mi experiencia con las conclusiones que sacamos sobre cada modelo que barajamos, y con enlaces de afiliado para que veáis opciones de compra online.

Lo primero que solemos preguntarnos los padres es cómo y cuándo debemos dar este paso. Eso es algo a lo que yo no puedo responder. Depende de cada niño y de su forma de dormir. Aunque nosotros nos dimos cuenta tarde porque aunque sabíamos que no había respuesta para el cuándo dimos por supuesto el cómo incluso antes de que nuestro hijo naciera.

Como muchos padres habíamos comprado una cuna convertible de las que pasan de ser cuna con cambiador a cama mesilla, escritorio, etc… Cuando vimos que Momotaro (que había cogido con ganas su cuna en el primer verano que tuvo que sudar en el colchón viscoelástico de sus papás) se encontraba apretado en su hueco de 120*60, que no hacía amagos de intentar lanzarse de cabeza y que tenía ganas de dormir atravesado pero no cabía… decidimos pasarle a una cama mayor. Entonces nos encontramos con un escritorio de 120×60 cms. que no nos cabía ni en el salón, una mesilla tamaño sinfonier que no podia ser útil a un niño de dos años y una cama altísima a la que no iba a saber subir solo teniendo en cuenta que ya tenía problemas para subirse a la cuna. Así que decidimos venderla de segunda mano junto con todos sus accesorios y ropa de cama y cambiar el chip.

Teníamos claro que queríamos algo que le diera autonomía para subir y bajar solo, que se sintiera a gusto y cómodo y pudiera usar también como refugio. Pero tenía que adaptarse al colchón infantil de 190*90 cms que ya habíamos elegido. He aquí las diferentes opciones que nos planteamos:

 

Cama casita Montessori con estructura

cama casita montessori

Imagen: Muebles Ros

Camas con formas atractivas para los niños ha habido toda la vida. Pero quien inventó la cama casita Montessori mató varios pájaros de un tiro. El de la decoración (sus diseños simples con aire escandinavo y su minimalismo es el sueño de toda mamá o papá instagramer) y el de cumplir los preceptos de la pedagogía Montessori. O, lo que es lo mismo, es la representación perfecta de la tendencia echa cama. Pero, aunque sea una auténtica cucada debemos tener en cuenta nuestra situación antes de comprarla. Aquí os dejo los puntos fuertes y débiles que le vimos a esta cama:
– Ventajas: al estar a ras de suelo fomenta la autonomía de los niños y les permite usarla con libertad, siguiendo las recomendaciones María Montessori. Aunque estas recomendaciones las cumple un simple colchón en el suelo, estoy segura de que la forma de casita le da un punto lúdico perfecto para que se encariñen con ella y creen su rincón personal. Además nos evitamos el uso de barreras y la posibilidad de caídas. Como la mayor parte de los fabricantes son artesanos existen muchas medidas, incluidas las estándar, por tanto puedes escoger una medida de colchón que te vaya a servir en el futuro para una cama normal.
Existen desde las opciones más minimalistas y artesanas hasta modelos con multitud de accesorios para customizarla como por ejemplo el modelo recién lanzado por la marca de muebles infantiles Ros.
Desventajas: estamos hablando de un niño, por lo general pequeño, que va a necesitar a menudo de la compañía de sus padres. Especialmente si aún es un lactante o no duerme del tirón (para nosotros el pan nuestro de cada día). En el momento de tenernos que tumbar y levantar de su cama en plena noche las tablas que componen la estructura de casita pueden ser un verdadero incordio. Yo ya me veía con más de un chichón. Además suelen contar con una tabla en la parte central que puede resultar peligrosa para ejercer una de las actividades más divertidas de la infancia: saltar en la cama. Por otro lado los somieres suelen ser de láminas con lo cual si tenemos intención de utilizar un colchón de muelles ensacados (para mi gusto mucho más útil en la etapa infantil por la transpirabilidad y porque permite mejor el movimiento) no serían compatibles y harían que este tuviera una vida útil mucho más corta. También hay que tener en cuenta que si nuestra casa es pequeña es muy probable que las diferentes tablas de las que se compone su estructura nos puedan chocar con radiadores, ventanas, etcétera e imposibilitar colocarla en el sitio donde la queremos.
Por eso me parece una camita preciosa pero a la hora de comprarla me planteé si realmente iba a sernos útil.

 

Cama evolutiva extensible

cama extensible

Imagen: Ikea

Estas camas constan de dos posiciones diferentes de montaje de forma que en una primera etapa son más cortas y se hacen más largas para una segunda etapa. La más famosa es la Busunge de Ikea y los modelos Nube y Despertar de Imaginarium

-Ventajas: en la primera etapa el niño puede sentirse más cómodo o menos perdido porque sus dimensiones son más similares a las que tenía en la cuna. También suelen ser más bajitas que una cama al uso y aunque no están totalmente a ras de suelo suelen contar con barreras para evitar caídas. Si tienes una casa pequeña durante la época en la que la tienes recogida ahorrarás mucho espacio. Al tener patas dispone de un espacio debajo que puedes usar como almacenaje.
-Desventajas: al tener dos medidas diferentes tienen que usar dos colchones a lo largo de su vida útil. En Ikea existe la opción de comprar un colchón que se agranda pero que no tiene pinta de ser el más cómodo del mundo. A diferencia de la cama casita Montessori, no está totalmente a ras de suelo los niños necesitan una pequeña ayuda o escalón para subir a ellas puesto que la propia barrera les puede impedir trepar con facilidad. Incluso en su versión grande las medidas no suelen ser estándar (en el caso de Ikea) con lo cual el colchón no podría utilizarse en el futuro. La imposibilidad de utilizar bases tapizadas en vez de los somieres de lamas, que suelen traer, las hacen incompatibles con el uso de colchones de muelles ensacados. Necesitarás un colchón viscoelástico.

Camas apilables Montessori

cama montessori apilable

Imagen: Muebles Lufe

De nuevo volvemos a una cama que al igual que la cama casita Montessori está a ras de suelo. Las más conocidas son la de Muebles Lufe y la Egzigu de la Redoute.

-Ventajas: aparte de fomentar la autonomía está formada por una caja de madera en la que se encaja el colchón quedando mucho más aislado del suelo y la suciedad, algo que solo se ve en algunos modelos de cama casita Montessori
-Desventajas: no le veo mucha utilidad al hecho de ser apilable si no tienes varios niños de la misma edad o una guardería. Además, su tamaño tampoco es estándar y no servirá el colchón para cuando el niño crezca siendo también difícil encontrar ropa de cama.

Cama Kura de Ikea

cama montessori Kura

Imagen: Una mamá novata

Es una de las camas infantiles más famosas de los últimos años. Cumple con las directrices Montessori y aúna la posibilidad de decorarla como una casita además de ser evolutiva. En Internet podéis encontrar mil y una personalizaciones de esta cama subidas por sus usuarios como en este post de Una Mamá Novata.
-Ventajas: Su modelo permite poner el colchón a ras de suelo con una estructura encima a la que podemos colocar accesorios en una primera etapa. Luego le damos la vuelta a la estructura y se convertiría en una cama alta con espacio debajo para jugar o en una litera. El colchón queda aislado en todas las configuraciones excepto en la posición inferior en caso de usarla como litera. Al ser un modelo tan popular es fácil encontrarla de segunda mano.
-Desventajas: sus dimensiones son de colchón individual grande de Ikea (200×90 cms). Esto la hace más versátil que las camas evolutivas a la hora de usar colchón y ropa de cama puesto que las medidas son muy similares al estándar español pero no son el 190×90 habitual. Las medidas totales de la estructura son 99*209 cms. lo que la hace imposible de encajar en una habitación pequeña y si entra te tapará alguna ventana o radiador. Al igual que la cama casita Montessori, la estructura es muy incómoda para que los padres anden tumbándose y levantándose en plena noche. El somier es de lamas y la hace incompatible con colchones de muelles.

Somier o base tapizada sencilla

cama montessori

Imagen: Soy Profesora… y más

Esta es la opción que finalmente hemos elegido nosotros porque era la que menos inconvenientes nos causaba y la más económica.
-Ventajas: puedes quitarle las patas hasta que el niño sea un poco más mayor, siguiendo las recomendaciones Montessori pero sin necesidad de tener que poner el colchón en el suelo directamente por lo que queda más protegido. Es compatible con cualquier colchón ya que puedes comprarlo de lamas si vas a usar un viscoelástico o de base tapizada perforada si vas a usar uno de muelles o muelles + visco. Las medidas son estándar y es adaptable a casi cualquier estructura de cama que el niño vaya a usar cuando crezca. Así que te durará muchos años. Al no llevar ninguna estructura adicional el espacio que ocupa es el mínimo posible según las dimensiones de colchón que vayáis a usar. Te evitas dar un estilo concreto a la decoración de la habitación y tener que cambiarlo cuando el niño crezca y empiece a tener gustos propios. Sale mucho más barata.
-Desventajas: es mucho más austero y tendrás que decorar con la ropa de cama y el resto de mobiliario de la habitación (pero probablemente lo que menos le importe a tu hijo sea que su dormitorio pueda aparecer en la portada de una revista de decoración). Tendrás que poner algún añadido acolchado en las paredes para evitar que se pueda golpear directamente contra ellas y asegurarte de que el colchón no se desplaza para evitar que se pueda quedar atrapado entre este y la pared y se pueda hacer daño.
¿Y vosotros? ¿Qué clase de cama usásteis después de la cuna?

Síguenos para acceder a contenido exclusivo

8 Responses

  1. Sara dice:

    Muy buena información, hay cosas en las que no había caído a la hora de elegir cama para el peque.

  2. Aurora dice:

    Totalmente de acuerdo con tu artículo, hicimos el mismo estudio y llegamos a la misma conclusión que tú, especialmente teniendo una habitación pequeña como es nuestro caso de 6 metros cuadrados.
    pedazo de resumen que has hecho con datos y todo, gracias por tu trabajo, miraré esas tiendas que comentas para ver qué otras cosas tienen, algunas no las conocía.

    • Sand dice:

      Gracias, Aurora. La verdad es que cuando eres madre pasas tanto tiempo haciendo investigaciones y comparativas de productos que merece la pena publicarlas. A mi no me cuesta nada y a lo mejor evito mucha pérdida de tiempo a los demás.

  3. Mayte dice:

    Muy buen análisis. Nosotros nos hemos quedado en un paso intermedio, una cama- cuna de 140*70. Al pasar a ser cuna es muy bajita, para que se pueda subir y bajar el peque solo. La desventaja es las dimensiones para el tema de sábanas.

    • Sand dice:

      Por aquí es que somos muy miedosos y no nos gusta trepar aunque sea bajito así que en la cuna que con colchón medía unos 25 centímetros nos daba pereza andar subiendo y bajando. Desde que pusimos el somier en el suelo y acceso totalmente libre (sin barreras ni cabeceros ni pieceros) hemos notado un gran aumento de la autonomía.

  4. Ana Rodrigo dice:

    Hola Sandra. Está genial el artículo de camas para niños.
    Una pregunta, qué añadidos acolchados habéis puesto y cómo son?
    Muchas gracias

    • Sand dice:

      Pues por el momento hemos puesto la chichonera de la cuna, que es de 190 cms. Extendida en la pared a lo largo de la cama. Como cabecero estamos usando una almohada porque como no la usa para dormir la evita y así no se va acerca mucho a la pared.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Alejandra López Gómez
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://colorsandia.es/aviso-legal/.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola