colorsandía

0

De vuelta a la infancia

De ahí que me haya decidido a retomar el blog. Para intentar que nuestras experiencias, aunque pocas y pobres, sirvan de algo. Por eso y porque a partir de los dos meses del parto parece que tu vida vuelve minimamente a su cauce y que puedes volver a hacer algo que no sea amamantar, cambiar pañales e intentar dormir a un niño que tiene tantas ansias por vivir que parece hecho de la vida misma, y eso engloba la tuya.