¿Nos tomamos algo? Cocktelería del centro Niemeyer

Debido a las recientes tensiones políticas y la cancelación de sus actividades culturales, hemos decidido dedicarle a la cocktelería del Centro Niemeyer de Avilés esta primera entrada de «¿Nos tomamos algo?» una nueva sección que pretende hacer una selección de lugares muy especiales donde podemos acceder a una gran oferta cultural pero también podemos simplemente, tomarnos algo, sin mayores pretensiones que las de disfrutar de un espacio único.

No siempre es necesario ser un erudito para acercarse a un centro cultural o un museo, siempre podemos ir a tomarnos un café y, quien sabe, si eso despierta nuestro apetito intelectual y acabamos intersándonos por el arte, mejor que mejor. Desde Colorsandía nos encanta que estas cosas ocurran y sabemos que a los lectores también se llega a través del estómago, por eso hemos pensado que una de las mejores maneras de hacer que la gente se acerque a la cultura no es haciéndonos los intelectuales y presionando para que vayáis a ver exposiciones que tal vez no os interesen sino invitandoos a tomar algo en un centro cultural y que seáis vosotros mismos los que os intereséis por su oferta si esta os llama la atención.
Mención aparte merece el centro Niemeyer de Avilés. En este caso, el que recomendemos su cocktelería (un edificio elevado, con forma de nave espacial de aspecto ochentero -no solo por el hecho de que le hayan llamado cocktelería- que nos recuerda a la tan añorada cafetería árbol del Parque de Atracciones de Madrid) en vez de su oferta cultural se da por la situación de que ahora mismo no tiene oferta cultural. Sin duda, habréis oído comentar sobre la cancelación de sus actividades motivada por la falta de acuerdo entre el Principado de Asturias y el consejo directivo del centro a causa de su gestión. Avilés es una ciudad industrial que ha sido maltratada durante muchos años por el humo y la suciedad de la ría y que, de un tiempo a esta parte, estaba renaciendo de las cenizas gracias a una nueva concepción de su urbanismo, que sufre ahora una drástica restauración y reutiliazación de sus edificios históricos, como el Palacio de Camposagrado que aloja la Escuela Superior de Arte de Asturias y que le ha dado a la ciudad un renovado espíritu universitario.

Aunque desgraciadamente, no es posible, en la actualidad, asistir a ningún acto del Niemeyer sí que se puede acceder a su recinto y la librería (merece la pena hojear en ella las fotos antiguas de Avilés para darnos cuenta del cambio), la cafetería y la cocktelería siguen abiertas. Desde esta última, de impoluto blanco, podemos admirar como se extiende ante nosotros la ciudad industrial con sus antiguos edificios como contrapunto de minimalismo gigantesco del Niemeyer, y tomarnos una copa en un ambiente de diseño mientras observamos un paisaje funcional donde el paisaje de la ría sigue siendo icono del abandono al que fue sometida la ciudad y las vías del tren testigos de que hubo una época en que el enriquecimiento era más importante que el arte y la cultura. Quizá esa época siga siendo la nuestra. Por si acaso, sigamos yendo al Niemeyer mientras nos dejen, aunque solo sea para «tomarnos algo».


Ver mapa más grande

Cocktelería de Centro Culural Internacional Oscar Niemeyer
Avda Conde de Guadalhorce S/N
Frente a la plaza del ayuntamiento de Avilés
Martes-jueves y domingos: 18 a 24
Viernes-Sábado: 18 a 02
Lunes no festivos cerrado

Síguenos para acceder a contenido exclusivo

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Alejandra López Gómez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios 1and1.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.