Hazle un hueco al libro gigante. La ciudad. De Ingela P Arrhenius.

Aprovechando que hoy es el Día del Libro vamos a celebrarlo enseñando un libro no tiene cabida en la librería de nuestro hijo. Pero no la tiene en sentido literal, ya que es un libro gigante de 46×34 cms. En sentido metafórico no se puede decir lo mismo porque es uno de los libros que más nos gustan.

libro gigante la ciudad con niños tumbado encima

Podríais pensar que es uno de esos mamotretos que te regalan sin pensar antes en las limitadas dimensiones de los pisos estándar. Nada más lejos de la realidad. Momotaro se enamoró de este libro gigante en una de nuestras visitas a la biblioteca. Pero nunca lo cogíamos prestado por lo poco manejable que era. Finalmente, un día lo trajimos a casa y, aunque es difícil de guardar y siempre anda por medio, nos costó tanto desprendernos de él que pedimos a los abuelos que nos regalaran un ejemplar del libro gigante.

El libro gigante perfecto para pequeños urbanitas

Supongo que una de las razones por las que Momotaro se sintió tan atraído por él es que su ilustradora es Ingela P. Arrhenius de la que ya teníamos el juego de cartas de Animal Lotto de Omm Design, otro imprescindible de nuestra casa. Seguro que ya conocéis el trabajo de esta sueca porque es una de las ilustradoras infantiles más habituales en los últimos años. Y no es de extrañar porque sus dibujos simples y planos son fácilmente identificables para los niños y su estilo naif es inconfundible.

Estantería con metros de juguete y Animal Lotto

Otra de las razones es que tenemos un niño esencialmente urbanita que se pirra por los medios de transporte (especialmente el metro) y los mercados. Y de esto hay mucho en el libro gigante de la ciudad.

Libro gigante. La ciudad. Página interior

Se trata de un libro de ilustraciones sin un argumento concreto. El único texto son los nombres de las diferentes zonas de la ciudad y de los elementos que podemos encontrar en ellas. Aunque en casa nos gustan mucho los cuentos de texto largo nuestro hijo de dos años se obsesiona con que se los leamos una y otra vez hasta que se los aprende de memoria. Este le da más libertad porque puede jugar a identificar los dibujos con autonomía sin depender de un adulto y a nosotros nos da un minuto de descanso lector. 

Un libro sin argumento pero con muchas historias diferentes

Cada doble página lleva una gran ilustración en la que podemos ver completa una zona de la ciudad o un detalle concreto. Escondidas entre las ilustraciones hay pequeñas situaciones que enseñan a los niños a comportarse y que educan en la igualdad. Así podemos hay que esperar a que el semáforo esté verde para cruzar, que hay que llevar casco para montar en bicicleta, que en el hospital puede terminar la vida pero también empezar o que los albañiles pueden ser tanto hombres como mujeres.

Libro gigante. La ciudad. Página interior

Los personajes que las protagonizan se van repitiendo y podemos ir recreando su historia. Un padre y su hijo, una doctora, un ciclista, un skater… y un perrito antropomorfo al que le gusta imitar a los humanos. Este perro es el personaje que la da el punto cómico e imaginativo a este libro gigante. Es un libro sin historia concreta pero con muchas historias diferentes dentro. Como sucede en la ciudad.

Libro gigante. La ciudad. Página resumen

Quizá sea por deformación profesional pero como comunicadores nos encanta que las diferentes palabras estén diseñadas con tipografías que las relacionan con los objetos a los que designan. La palabra puerto está formada por letras que simulan los contenedores en un barco de carga, la palabra perros se forma con la correa de uno de ellos. De esta forma son mucho más fáciles de recordar los conceptos tirando de las referencias visuales. Y desde el punto de vista del diseño gráfico, esto también es deformación profesional, este es un detalle que completa el dibujo y le da el colofón visual.

A Momotaro, por su parte, la ilustración que más le gusta es la del abuelo que sale en la portada comiendo huevo frito en una terraza con su nieto. Porque, casualmente, es clavado a uno de sus abuelos y encima el huevo frito es su comida favorita.

Libro gigante. La ciudad. Portada

¿Y vosotros? ¿Queréis conocer más detalles de esta historia en imágenes? ¿Le haceis un hueco en casa al libro gigante?

La ciudad

De Ingela P. Arrhenius

Editorial Coco Books

Síguenos para acceder a contenido exclusivo

Leave a Reply

3 Comments on "Hazle un hueco al libro gigante. La ciudad. De Ingela P Arrhenius."

  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of

Me ha encantado, genial post!

Pues tiene muy buena pinta!!! Tenemos ya uno gigante y le fascina eso de poders sentar encima para verlo jaja