Enciende tu caja de luz

5

Publicado : 05-03-2011 | Por : Miguel | En : Con estas manitas
1 punto2 puntos3 puntos4 puntos5 puntos (2 votos, media: 5,00 puntos de 5)

En muchas ocasiones hacerse con una mesa de luz supone un desembolso económico elevado y si te pones a pensarlo se trata de una caja con una bombilla dentro. Una mesa de luz se convierte en una herramienta muy práctica si te quieres dedicar a calcar dibujos, patrones o falsificar firmas… Además, hablamos de una lámpara auxiliar útil y agradable para acompañar tu taller, estudio o espacio de trabajo. Nosotros nos hemos atrevido a montar una pequeña mesa de luz, o quizá deberíamos decir una caja de luz, por nuestra cuenta.

Pensamos reutilizar la mayor cantidad de objetos que pudieran encontrarse en casa para fabricarla de la forma más económica posible, aunque algunos hemos tenido que comprarlos. Para los materiales, necesitamos;
Un cajón de madera para vino (tamaño 3 botellas) con tapa deslizante. En nuestro caso de Barón Oña, no recuerdo el vino, pero la caja andaba por casa. Si queréis la caja para ya, podeís ir a una tienda especializada en vinos donde seguro que la encontraréis.
- Sistema eléctrico: Consta de enchufe, interruptor, portalámparas, bombilla y cable. Nosotros hemos reciclado una lámpara antigua que tenía la pantalla estropeada.
– Una plancha de metacrilato blanco translucido a la medida. Aquí si que nos hemos visto obligados a comprarla, costó 5 euros en Resopal, también podéis buscarla en otras tiendas de plásticos. Puede ser interesante preguntar por los recortes que les hayan sobrado, porque nos harán un precio mejor. Sustituirá a la tapa de madera del cajón.
Pintura blanca. Para el interior, ayuda a difundir la luz. La que tengáis por casa servirá.
Soporte para bombilla. Aquí podeís ser creativos usando lo que puede fijar la bombilla al fondo de la caja, desde un portalámparas rígido preparado para atornillar o como nosotros que hemos usado una escuadra sujeta-muebles que había sobrado del montaje de un mueble de Ikea.

En cuanto a las herramientas… os podéis imaginar… taladro, brocha, destornilladores, tijeras, martillos… esas cosas.

Solo hay que: Hacer un agujero para pasar el cable, lijar, pintar el interior, fijar el soporte de la bombila, instalar los cables y el interruptor, poner la tapa y… ¡hágase la luz!.

Comentarios (5)

muy bueno! gracias

Hola. Yo ya me hice una mesa de luz así hace años, pero no es viable, porque coge muchísima temperatura, hasta que te quemas. Probé a ponerle dos pequeños ventiladores, pero ni aún así. LLega un punto que hasta el metacrilato se deforma, pero lo peor es que hasta el papel se dobla con el calor. Estoy buscando alguna fuente de luz fría, a base de leds, pero sale carísimo. En fin…seguiremos buscando. SAludos

Hola Hector. Tenemos esta caja de luz desde hace 8 años y nunca nos ha pasado eso que comentas. La bombilla que usamos es de bajo consumo y por tanto su temperatura es muy baja. El metacrilato es de 1/2 centímetro de grosor y nunca se ha estropeado. Prueba con un metacrilato más grueso o con una bombilla más fría. Un saludo.

hola, muy buena idea la de pintar la caja por dentro d blanco para esparcir la luz. vale hasta pronto

Hola, pues he visto el tutorial aquí y después de buscar y buscar, este ha sido el mejor. Tengo todo el material, bueno, no la caja de vino pero como la muestras, me puedo armar una y queda. De verdad muchas gracias y si, lo de pintarla por dentro es una gran idea. Espero poder subir fotos del resultado de mi caja. Saludos

Escribe un comentario