Embarazo sin estrías. Plan de choque para evitar las estrías en el embarazo

Cuando me quedé embarazada estaba convencida de que después del parto estaría llena de estrías. O que al menos tendría más que las que ya tenía desde la adolescencia y de las que me habían salido en los muslos como recompensa por aguantar cual mártir una clase semanal de GAP que parecía impartida por un entrenador militar. Así eran mis estrías: un día no estaban y como por arte de magia y de olvidarme de la hidratación un par de semanas tenía otra para la colección. ¿Quién iba a pensar que después del parto mi tripa estaría como si por allí no hubiera pasado nadie? Jamás pensé que iba a ser protagonista de un embarazo sin estrías.

embarazo sin estrías

Tripa a día de hoy y sin Photoshop

«Eres propensa a las estrías y ya está, así que hazte a la idea. Si tienes en el resto del cuerpo sin haber fluctuado más que 7 u 8 kilos de peso en veinte años ¿qué se puede esperar cuando tu útero va a crecer hasta 30 veces su volumen»? Al menos eso me decía yo. Pero mira, si algo tiene de bueno el embarazo es que sabes lo que va a pasar y si no lo puedes evitar al menos puedes prepararte para ello. Igual que eliges el carrito de bebé más compacto del mercado, o comparas las mejores tronas de bebé para bkw, puedes prepararte para tener tu cuerpo elástico para hacer frente a las estrías del embarazo.

Así que desde que me fui planteando que quería ver nacer a Momotaro empecé a añadir la tripa como zona a hidratar diariamente (hasta el momento ni siquiera perdía el tiempo en darme crema) y una vez que habíamos confirmado que el pequeño samurai estaba preparándose para dar sablazos desde ahí dentro, comencé un plan de choque basado en la incertidumbre total. Así que seguí estos pasos  diariamente estos pasos, como quien va comprando la minicuna de colecho, para intentar un embarazo sin estrías:

Pasos diarios de hidratación para evitar las estrías en el embarazo:

Después de la ducha:

La hidratante habitual, sin escatimar. Teniendo en cuenta que la mía en aquel momento era la más barata de Carrefour no iba a arruinarme precisamente. Pero podéis usar la que tengáis que más os guste. A ser posible que menos tóxicos lleve por eso de que llevamos a otra persona dentro.

Aceite de almendras dulces mezclado con aceite de rosa mosqueta. Una vez que la piel ya ha absorbido la hidratante. Empecé haciendo una mezcla a partes iguales pero como el de rosa mosqueta mancha muchísimo la ropa y no huele especialmente bien enseguida me pasé a un 75/25%. Podéis comprarlos a muy buen precio en Manuel Riesgo pero cualquier marca sirve para luchar contra las estrías. Es preferible que sea cuanto menos refinado posible. Si es de primera presión en frío mejor.

Por la noche:

Una crema antiestrías apta para el embarazo. Yo usé la loción Estryses de Sesderma (ojo porque es importante que sea la loción puesto que la crema no es apta para el embarazo) que me habían recomendado mucho y que no es cara. Además como me la aplicaba una sola vez al día y no dos como indica el fabricante, cada envase me duró un trimestre. No sé si es por esta crema o por el resto de pasos que no me salieron estrías durante el embarazo (ni una). Pero si vuelvo a quedarme embarazada, por si acaso, volveré a usar esta misma marca.

De vez en cuando:

Cada vez que me notaba la piel tensa o que me acordaba o que me aburría: más aceite para el saco (o la tripa que al fin y al cabo era el saco que llevaba al bebé dentro).

Resultado: sigo teniendo las estrías que tenía de antes pero la tripa no tiene rastro del embarazo y la piel volvió a su lugar de un día para otro (excepto en el agujero del piercing) y aún cada vez que me miro al espejo me parece mentira que Momotaro haya podido vivir ahí dentro durante nueve meses y que haya conseguido el preciado embarazo sin estrías.

Síguenos para acceder a contenido exclusivo
Resumen
Embarazo sin estrías. Plan de choque para evitar las estrías en el embarazo
Nombre del artículo
Embarazo sin estrías. Plan de choque para evitar las estrías en el embarazo
Descripción
Conseguí un embarazo sin estrías. La tripa no tiene rastro del embarazo y la piel volvió a su lugar de un día para otro. Pincha para saber cómo lo hice.
Autor
Nombre publicación
Colorsandía
Logo publicación

You may also like...

2 Responses

  1. Perez dice:

    Fantastico articulo me encanta !Muchas Gracias

  1. 29 junio, 2017

    […] de parafarmacia sino porque con un bote de aceite de almendras que usé yo durante el embarazo para evitar las estrías y un tubo de crema de caléndula de Weleda que tenía en casa hemos tirado un año sin mayores […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Alejandra López Gómez .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios 1and1.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.