Tronas prácticas para bebés. ¿Cuál es la mejor según tus necesidades?

La trona. Probablemente el accesorio para bebé que menos tiempo se usa y que más incordia en casa. Pero absolutamente necesario de los 6-8 meses hasta el 1-2 años. Da igual que hagas blw o des papillas, hasta que llegue a la mesa y sea capaz de no caerse necesitarás la trona. Pero encontrar tronas prácticas, versátiles y que sirvan más de un año es casi misión imposible. Hoy hacemos una revisión a los tipos de tronas que hay en el mercado, os contamos cuál hemos tenido nosotros y los pros y contras que barajamos tanto antes como después de comprar la nuestra.

Tronas prácticas

Tronas prácticas. De plástico

Para mi gusto la reina de las tronas prácticas es la que más plástica sea. Sobre todo si haces baby led weaning o tienes intención de dejar a tu bebé experimentar con el puré. Porque va a tirarlo por todas partes. Y cuánto más fácil sea de limpiar más tiempo te ahorrarás. Incluso si puedes sacarla al patio/terraza o meterla en la ducha le puedes meter un manguerazo para tenerla limpia en un pis pas. Entre las tronas practicas de plástico la más comprada es la Antilop de Ikea, por precio, facilidad para encontrarla y tamaño. El problema es que no se pliega y que sus patas, que están muy separadas por razones de estabilidad, son un auténtico destrozatobillos. Que levante la mano el padre/madre que haya usado esta trona con sus hijos y jamás se haya pegado un golpe con una de las patas al pasar a su lado.

Aunque su precio suele ser el más ajustado respecto a tronas, también podemos encontrar algunos modelos de diseño mucho más caros como este de BabyBjörn.

Tronas prácticas. Plegables

En cierta ocasión estuvimos en un apartamento de veraneo en el que había una trona plegable totalmente plástica que una vez cerrada no ocupaba más que una tabla de planchar y que se podía meter en la ducha para limpiar sin ningún problema. Para mi, la trona perfecta. Por desgracia era bastante antigua y fui incapaz de encontrar una igual para comprarla en aquel momento. Con el tiempo creo que las más similares que he encontrado y que me parecen tronas prácticas a más no poder son la Ibaby Noa y la Safety 1st Kanji.
El problema que suelen tener las tronas plegables es que se pliegan porque ya de por sí ocupan demasiado espacio. Con lo cual cerradas no se quedan mucho más pequeñas que la trona de Ikea. Ya que el asiento suele quedar sin plegar. Además suelen tener un asiento de tela muy cómodo pero nada práctico para limpiarlo. Probablemente las que os he mencionado anteriormente sean las menos voluminosas de las tronas plegables que conozco. Una ventaja de las más grandes es que suelen tener varias posiciones de altura, reposapiés y respaldo móvil.

Tronas prácticas. Evolutivas

El último grito en nuestra sociedad de miniconsumo (mini por el tamaño de los usuarios que no por el gasto que conlleva) es el ahorrarnos sitio y dinero en una trona que sirva luego para cuando los peques crecen.
Una de las primeras versiones, ampliamente copiada, es la archifamosa trona Tripp Trapp de Stokke, que durante años ha sido la reina de las tronas prácticas y poco voluminosas. La marca nos ofrece una trona cuyo asiento se va ampliando con el tiempo y que se puede usar desde el nacimiento con adaptador hasta acabar siendo una silla para niños mayores e incluso adultos. Con una gran versatilidad en cuanto a medidas y un diseño en madera que va acorde con casi cualquier casa (se vende en varios colores). No ocupa demasiado. El problema es que no se pliega y tampoco ofrece la posibilidad de lavarla a manguerazo limpio como las prácticas tronas de plástico. Aparte de su precio, por supuesto. Aunque Hauck y Safety 1st sacaron copias prácticamente iguales por menos dinero.

Hablando de copias, como suele ocurrir, una copia muy similar como la Baby Ace de Baby Esentials ha mejorado el sistema dándonos la posibilidad de plegar la trona y ocupando mucho menos espacio. No lleva adaptador para recién nacidos como la stokke ni tiene posibilidad de elegir colores. Pero a la larga las que se pliegan me parecen tronas prácticas, o al menos más prácticas que la stokke y mucho más baratas.

Tronas prácticas. Convertibles

Otra opción de tronas convertibles son aquellas que no se transforman en una silla al uso sino en un escritorio con una silla baja para niños pequeños y una pequeña mesita. Lo más habitual es encontrarnos con que las tronas de este tipo son de plástico (como la Star Ibaby 30D, Homcom o Asalvo Activity). Son cómodas para limpiar pero ocupan mucho espacio tanto cuando son trona como cuando se convierten en mesa y silla y no son plegables. Por lo que la facilidad de limpieza se limita a poder pasarle un trapo húmedo pero no son prácticas para moverlas y meterlas en la ducha. Para mi gusto son la versión trona de las cunas convertibles. Por suerte el escritorio no ocupa tanto como el de una cuna convertible (con las que te acabas encontrando con una mesa de 120 x 60 mínimo que no solo es enorme para un niño sino incluso para un adulto). En este sentido la marca Roba nos ofrece una versión (la Combi) que, si bien sigue siendo bastante grande, visualmente no lo es tanto.

Tronas prácticas. Enganchadas a la mesa

Probablemente la opción de trona que menos nos va a ocupar en casa ya que ni siquiera requiere que dispongamos de una silla libre (como ocurre con los alzadores). Estas sillas colgantes se enganchan a la mesa para que los peques puedan usarla como el resto de la familia. La falta de una bandeja propia les puede dar mayor sensación de participación en la comida familiar pero a nosotros nos puede suponer un problema de limpieza en la mesa cuando son pequeños. El propio asiento se suele desmontar para meter en la lavadora. A mi, personalmente, nunca me terminó de convencer la seguridad del enganche. Que además me parece muy molesto tanto en la parte superior como en la inferior de la mesa. Sí es cierto que al no tener patas evitan que los peques las puedan volcar empujando con las piernas como lo harían en una silla. Pero tampoco la veo buena opción si tienes cierto cariño a tu mesa del comedor. Aún así hay gente a la que le resultan prácticas por el poco espacio que ocupan y que le merecen la pena debido a su precio muy ajustado casi a la altura de la Antilop.

Tronas prácticas. Alzadores plásticos

Una alternativa muy buena a la típica trona Antilop de Ikea y que ocupa menos al usar una silla propia. También es muy fácil de limpiar y aun más cómodas de meter en la ducha. Aunque no olvidemos que nuestra silla original sigue debajo a la hora de la comida y a lo mejor esa no lo es tanto. Suelen tener bandeja por lo general por lo que se pueden usar desde más pequeños que los alzadores portátiles.

Tronas prácticas. Alzadores portátiles

Es una alternativa a la trona que se suele usar cuando sales de casa. Los podríamos clasificar como tronas prácticas de exterior. Sin embargo nosotros nunca lo hemos usado fuera más que en un par de vacaciones en las que no nos resultó muy útil (preferíamos ponernos al niño encima durante la comida o dejarle campar a sus anchas). Como están hechos con esa idea muchos tienen un hueco dentro de forma que los puedas usar para llevar pañales, comida, juguetes… Incluso llevan un bolsillo térmico.  Al final, lo estamos usando mucho en casa desde que nos deshicimos de la trona porque Momotaro aún no llega bien a la mesa y preferimos usar algo que ya tenemos en casa que comprar una silla alta especifica.

La opción más completa de elevador portátil que hemos encontrado (aunque ya se saldría un poco de esta comparativa de tronas prácticas) es este de Trunki que además de servir como mochila está homologado para usar en el coche como grupo 2/3 (aunque yo no lo usaría antes de los 4/5 años, teniendo en cuenta que hasta esa edad siempre lo más seguro es seguir usando una silla bien anclada a contramarcha).

¿Qué trona elegísteis vosotros? ¿Tenéis una buena o mala experiencia con alguna de estas?

 

Síguenos para acceder a contenido exclusivo

9 Responses

  1. Gema dice:

    Voy a contarte mi experiencia yo me gaste bastante más en la trona , mi hija va camino de los 3 y sigue usandola y estamos muy contentos compramos de chicco la polly progress5 Si q es verdad que abulta bastante pero por lo demás genial . Os cuento mi hija aun no llega bien a la mesa pero la del ikea q es la q tienen en muchos restaurantes no aguanta en ella mas de 10 min. La ventajade la nuestra es q tiene mesita por lo cual no se plega esa mesita se quita y se pone lo q facilita por ejemplo ahora q mi hija se suba sola y no tener q subirla. Por otro lado tiene varias posiciones y reposapies como indicas, nosotros la usamos desde los 3 meses. Y tiene una última función q puedes quitar las patas y poner la silla como elevador en una silla normal yo la estoy usando en esta ya sin patas y puedes o no ponerle la bandeja nosotros ya sin bandeja porque ya llega a la mesa. Por otro lado yo recomiendo encarecidamente q tenga ruedas al no ser q vayas a dejarla en un sitio fijo., fijate en la robustez de las patas.

    • Sand dice:

      Gracias por tu recomendación, Gema. Desde luego es un punto que se pueda subir sola. Si no en cuanto crecen un poco ya no merece la pena mantener la trona.

  2. Ara dice:

    Estupenda tu comparativa, a mí con la safety 1st me va genial, con casi 5 años la seguimos usando y por ahora va para largo, pero es verdad que agradecería que se pudiese plegar

  3. IRYNA dice:

    Muchas gracias por el articulo, justo ahora buscamos una tróna evolutiva, y me encanta Baby Ace plegable la que comentas.

  4. Annalisa dice:

    Gracias por esta comparativa! Ojalá la hubiera leído en su día! Para mí es muy importante que la trona sea fácilmente lavable y de altura regolable. En su día compramos la Polly2start de Chicco y nos llevamos una gran desepcion tras tener que limpiarla después de que nuestro hijo vomitara la cena por completo. A pesar de ser totalmente de plástico, el respaldo, debajo del cojin, lleva una estructura a “reticulado” de muy difícil limpieza. Afortunadamente no es un escenario que se repita mucho, pero aún así es algo que ahora tendría en cuenta…
    En casa de los dos abuelos tenemos la de Ikea, gran relación calidad/precio, aunque no es lo ideal para el día a día.

    • Sand dice:

      ¡Muchas gracias por tu aportación, Annalisa! Jamás se me hubiera ocurrido que pudiera tener ese tipo de estructura el asiento de una trona. Nosotros sí usamos la de Ikea a diario pero no solo durante la hora de la comida y hasta que el peque pudo usar sin problema el adaptador.

  5. Iryna dice:

    Gracias a esta comparativa al final compramos nueva Baby Ace por wallapop y la pusimos ya como silla. Le encanta a Mila. Te agradezco mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Alejandra López Gómez
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://colorsandia.es/aviso-legal/.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola