Qué es una tribu de madres y por qué te salvará la vida

Cada vez hay más estudios, libros y artículos sobre la soledad con la que se vive la maternidad en el siglo XXI. Títulos tan famosos como ¿Dónde está mi tribu? han generado un concepto que se pone más de moda, irónicamente, cuanto más veloz es su desaparición: La tribu.

Si hay un regalo postparto que realmente me haya sido útil este ha sido el que me hizo mi matrona. Isabel, una mujer de pro (ya jubilada) a la que la medicina pública debería encargar un busto (nunca mejor dicho) que poner a la entrada de los centros de salud.

Isabel no solo era guía y faro de futuras y recientes mamás sino que capitaneaba un grupo de lactancia postparto. Un grupo en el que no sólo se promovía la lactancia materna y se atendían las dudas y problemas de las madres lactantes sino que se generaba una red de apoyo entre personas que están pasando por el mismo momento climático en sus vidas.

En estos días coinciden varias circunstancias que me han animado a publicar este post homenaje a mi tribu: ayer fue el día de la madre, nuestra tribu cumple dos años y justo esta semana se inaugura en nuestro barrio una de las primeras Casas Grandes (para familias con niños de 0 a 4 años) por las que hemos luchado durante este tiempo.

tribu de madres en un picnic

Foto de tribu por María Carribero

La tribu te comprenderá cuando nadie lo hace.

Una de las mayores recomendaciones de nuestra natrona era que mantuviéramos el contacto fuera de las reuniones mensuales y nos animaba a hacer grupos de WhatsApp para estar al día y poder quedar entre nosotras.

Aunque cuando creamos aquel grupo ya había un mes que había dado a a luz y tenía la suerte de tener una lactancia bastante buena… el sentirme arropada por otras mujeres en mi situación y que mi experiencia pudiera resultar de ayuda a otras fue un paso clave en la adaptación a mi nueva vida.

Por mi experiencia, buscar una tribu de madres, un grupo de crianza, una comunidad de apoyo… Siempre es bueno. Es posible que tu prima y tu cuñada tengan la mejor intención cuando te dicen si debes preocuparte por los percentiles o cómo debes bañar al bebé. Pero al estar implicadas de forma personal con él sus opiniones no suelen ser objetivas. Además es muy probable que las tendencias pediátricas hayan cambiado desde que ellas fueron madres y ni siquiera entiendan de qué les estás hablando. Si para colmo no tienes familiares ni amigas que sean madres o la familia a te queda lejos el grupo es vital. Te ayuda a no sentirte como un bicho raro, a desahogarte, a tranquilizarte, a empoderarte… Pero también a relativizar.

La tribu de madres te hará compañía

En nuestro caso la tribu fue también un apoyo diario importante, no solo desde el punto de vista virtual. Como casi todas las madres recientes que nos habíamos conocido en el centro de salud éramos de la misma zona esto nos animó a quedar y conocernos.

Hace unos meses leía en el blog de Paseando con Eloy lo sola que se sentía Raquel tanto cuando su hijo aún paseaba en carro como cuando empezó a ir al parque. Y esta afirmación me hizo pensar la suerte que he tenido de encontrar amigas en mi tribu de madres. Desde que sé que en un momento de necesidad puedo contar con alguien que me eche una mano la confianza en nuestro pequeño proyecto familiar es mayor. Desde que sé que siempre habrá alguien con quien bajar al parque me siento mucho menos culpable de haber traído al mundo a un niño sin hermanos, ni primos, ni guardería… pero que antes de saber hablar ya tenía su grupo de amigos.
Mi tribu de madres cumple justo ahora dos años. El grupo de WhatsApp se creó poco después de que Momotaro cumpliera los 2 meses. Y aún sigue vivo y en plena forma. 

Así que si sois madres recientes os animo a formar parte de una. Para ello lo primero es salir de casa, bebé a cuestas, a cualquier reunión de madres recientes que os apetezca (grupos de lactancia, de crianza, charlas informativas, grupos deportivos para madres, casas grandes -lo que sea que os haga sentir a gusto-). Una vez allí preguntad si tienen algo similar a un grupo de WhatsApp o Facebook para estar en contacto y si no proponedlo.

La tribu de madres te durará años

¿Cómo hacer para que  el grupo funcione? Nosotras lo hemos hecho asi:

  • No cerrarlo

Cuando llegué al grupo de lactancia de mi centro de Salud las madres cuyos bebés tenían unos cuantos meses ya contaban con su propio grupo de WhatsApp pero consideraban que era demasiado grande y dejaron de admitir nuevas incorporaciones de madres novatas de cuyos problemas ellas ya estaban de vuelta. Así que las nuevas creamos uno propio.

Esto supuso un escollo porque ninguna podía aconsejar desde el punto de vista de quien ya ha pasado por la situación. Todas nos encontrábamos en el punto de partida y contábamos nuestras experiencias sin mucha convicción. Superación de cólicos, alimentación complementaria, reincorporación laboral… estaban aún por venir.

Por eso cuando pasamos la barrera las 50 personas nos planteamos cerrar el grupo y finalmente decidimos no hacerlo. Ahora podíamos ayudar a las nuevas mamás con nuestras experiencias. Ofrecer un apoyo que nosotras no tuvimos del grupo anterior. Y si hay algo que genera satisfacción en esta vida es el poder ayudar a los demás.

  • No acotarlo

Aunque en un principio la tribu se generó en un taller de lactancia pronto fueron entrando mamás que se habían conocido en otros lugares: mamifit, matronatación, vecindario, guardería… Cada mamá tenía su idiosincrasia y, por supuesto, muchas no eran lactantes ya o no lo habían sido nunca. Esto generó aún más riqueza en la tribu. Mucha más diversidad de puntos de vista y muchas más posibilidades y trucos a los que agarramos cuando nos encontramos con cualquier dificultad.

Además nosotras tenemos la suerte de vivir en un barrio multicultural y de que en el grupo haya variedad de nacionalidades lo que aún lo convierte en un recurso más dinámico. Lo básico es seguirse arropando y aprendiendo de las demás. Porque incluso la opción de crianza más alejada de la tuya tiene algo que enseñar.

  • No juzgar

Hay que tener en cuenta que tu opinión no siempre va a coincidir con la de las demás y aprovechar esta característica en vez de rechazarla. El objetivo de la tribu de madres es animar sin juzgar y hacer equilibrio en la balanza a los opinólogos a los que ya tenemos que enfrentarnos en el día a día.
No os voy a mentir. En un grupo de 90 personas no todo el mundo habla y a veces te sientes un poco observada pero siempre hay alguien que recurre en un momento dado para pedir ayuda o alguien que no suele intervenir da las gracias por una información que le ha sido útil y en estos momentos es cuando la magnitud del grupo cobra más sentido si cabe.

En estos dos años solo nos hemos encontrado con una persona con intención de trollear que estuvo a punto de disolver el grupo pero que por suerte acabó comprendiendo que aquel no era sitio para mensajes hirientes ni juicios de valor.

  • Hacer quedadas

Aunque un grupo tan grande siempre genera subgrupos que por afinidad en los horarios, edad de los niños o zona suelen verse de forma más habitual, cada cierto tiempo nos gusta hacer un picnic masivo en un parque.

Pasamos el día y cada familia lleva algo de comer. Desvirtualizamos a otras integrantes, nuestras parejas de conocen, probamos el arte culinario de otra culturas, intercambiamos ropa o juguetes que ya no usamos. Los niños se lo pasan pipa…

  • Aprovechar la fuerza de la tribu

Pero como la unión hace la fuerza además hemos conseguido que un par de días por semana se nos preste una sala del centro de salud para poder acudir con los peques a hacer actividades, ver algún documental, organizar alguna charla o simplemente comadrear. También presentamos y apoyamos una iniciativa de lugares de encuentro para familias a los presupuestos participativos del ayuntamiento y que fue tenida en cuenta para que en nuestro barrio se haya creado una Casa Grande que abrirá la próxima semana.

La tribu de madres te inspirará

Además de el apoyo el grupo suele animarte a llevar proyectos a cabo. O quizá sea la propia maternidad la que lo hace. Yo recuperé las ganas de escribir posts al darme cuenta de que a menudo todos los padres necesitamos la misma información pero no tenemos capacidad para reunirla. Y que si tú has hecho una enorme investigación para conseguir solicitar tu prestación de maternidad online, por ejemplo, le ahorras mucho tiempo a los demás si la compartes. Y viceversa. Además las dudas y sugerencias de mi tribu de madres me dan contenido y muchas ideas para los planes gratuitos que os paso cada semana por redes sociales (ya estás tardando en seguirme para no perdértelos).
Creo que no soy la única a la que se le ha desatado la vena emprendedora. Dentro de mi grupo hay más mamás con ganas de hacer de la experiencia de la maternidad un proyecto. Os dejo algunos ejemplos:
Paola – Mamis que se cuidan y La esencia de Hathor
Cynthia psicóloga perinatal
Úrsula – actividades infantiles en inglés en Knock for fun.
Ana– asesora de lactancia
Laura – con un proyecto educativo de acompañamiento respetuoso de 0 a 6 años en ciernes.

Esta es mi tribu y está es mi inspiración para mi nueva vida. ¿Y tú? ¿Ya tienes tu tribu?

Síguenos para acceder a contenido exclusivo

19 Responses

  1. Me he emocionado leyéndote. Gracias por escribirlo y resumir estos dos años de Tribu tan bien. Para mí, sin duda, sois una parte esencial en la crianza de mi hija. Sois apoyo, consuelo, ejemplo y fuerza. GRACIAS SANDRA, GRACIAS TRIBU

  2. Laura dice:

    Muchas gracias Sandra por escribir estas bonitas palabras que me llenan de recuerdos y me hacen revivir esos primeros meses de vida de Lucas, donde la compañia de la tribu me permitió sentirme acompañada y no juzgada.
    Ahora después de 2 años me siento más unida a cada una de vosotras, y eso me hace sentir genial.
    Gracias a todas por vuestro calor y cariño.

  3. María Urtasun dice:

    Muchas gracias Sandra por tu post! me ha encantado. Y muchas gracias a todas esas madres generosas de mi tribu. Para mi ,e imagino que para otras muchas de las mamás más novatas de nuestra tribu, ha sido una suerte que decidiérais en su momento ser generosas, compartir vuestra sabiduría maternal y no cerrar el grupo. Para mi, como mamá reciente, que no soy de Madrid, este grupo ha sido un apoyo muy importante y espero que lo siga siendo por mucho tiempo. De hecho fuisteis una razón que entró en la balanza para decidir si nos ibamos del barrio al mudarnos o no. 😉

  4. Maria Dominguez dice:

    Me ha encantado leerte Sandra!! En estos tiempos de individualismo es genial pertenecer a esta maravillosa tribu que tenemos! Y eso que yo ya no estoy cerquita vuestro y me apena mucho no poder veros y comadrear! Un beso y gracias por mantener vivo este grupo!

  5. Bea dice:

    ¡Viva nuestra tribu!
    Sois la familia que no tenía aquí en Madrid, o mejor, porque en esta familia nadie te juzga, solo te acepta, abre los brazos, y te reconforta.
    Quizás el único consejo que me permito dar a mis amigas primerizas dispersadas por todos los rincones del mundo es ese: búscate una tribu y ya verás como todo va mejor.

  6. Isabel Sanchez dice:

    Gracias a todas por estar ahí siempre. Para mi habéis sido mi oxígeno cuándo ya no podía respirar.

  7. Cynthia dice:

    ¡Gracias Sandra por describirlo tan bien! Esta tribu es una pieza fundamental de mi experiencia como madre. Otto y yo hemos crecido con vosotras. Sois apoyo, comprensión, risas. Hemos compartido emociones, información, parques y picnics. Me habéis ayudado a juzgarme y exigirme menos y a normalizar todo lo novedoso. Y en lo profesional, a detectar necesidades comunes que me han animado a abrir un nuevo camino profesional, para apoyar a otras mujeres en esta etapa.
    Si este grupo sigue funcionando tan bien, nos apoyaremos para afrontar el nido vacío!!
    Agradecida y orgullosa de pertenecer a las “mamis de Tetuán”

  8. SILVIA dice:

    Sandra, gracias por plasmarlo aquí;

    Como muchas madres primerizas este grupo me acogió y me dio todo su apoyo, con sus consejos y experiencias no me sentía tan sola en esta aventura me di cuenta que eramos más, ahora siento que tengo nuevas amigas y de verdad porque ese año me paso de todo y las únicas que estuvieron ahí para no decaer fueron mis mamis del grupo las quiero cada una de ellas me aporta mucho y siento que mi pequeña crece junto a los demas niños; nuestra familia en la tribu crece y gratificante ayudar a mas mamis ❤‍‍

  9. MARÍA C. dice:

    Genial. Es que sin vosotras esto hubiera sido muy distinto. Me habéis ayudado a sacar fuerzas cuando el padre de mi bebé decidió abandonarnos y elegir otro camino de vida. A empoderarme y disfrutar de la maternidad como una familia merece, con amor y seguridad, a pesar de las dificultades. A relativizar lo inesperado que siempre pasa y llega el claro tras las tempestades. A sentirme asistida y acompañada. A poder aportar y ser parte de esta tribu, que como bien has descrito, Sandra, es maravillosa. Por muchos más. Nos amo. ¡Gracias!

  10. Lucía dice:

    Un homenaje precioso para un grupo de madres y mujeres chapó, donde todas tenemos cabida y siempre hay una voz de aliento y respaldo. Mil gracias por aparecer en mi camino!!!!

  11. Gema Maria Belda dice:

    Muchas gracias por este post , yo como madre primeriza me encontre que la maternidad no es tan bonita como te la ppintan pero gracias a la tribu no me sentí como un bicho verde. Y supe que no era la única y que no estaba sola.

  12. Iryna dice:

    Sandra, me ha encantado mucho tu post. Me siento afortunada de ser parte de esta tribu, que es como una famila para mi aqui en España. Consejos, apoyo, compartir experiencias me han ayudado y siguen ayudando en mi maternidad. Gracias por acogerme, por estar siempre allí. ¡Viva la tribu de Mamis de Tetuan!

    • Paloma+Waudoise dice:

      Gracias por el post, Sandra. En nuestro caso, sin apenas familia cercana que pueda proporcionarnos apoyo logístico y compañía para criar a Nuria, suplís este vacío y nos dais arrope. Mi hija y yo hemos aprendido y crecido con vosotras. Me siento afortunada de pertenecer a esta maravillosa tribu tetuanera.

  13. Ursula dice:

    Yo soy de las que llegó más tarde al grupo, no sabía que antes de mi llegada con Sofía hubo una generosa discusión en la que se decidió acoger a más madres y optar por una tribu abierta; Gracias a todas las que nos han acogido a mi bebé y a mí y Bienvenidas las madres que vendrán. Sois fantásticas todas!!!

    • Aurora dice:

      Yo también soy de las mamás post-discusión. Gracias por acogernos y dejar las puertas abiertas para enriquecernos mutuamente y construir juntos un camino más agradable y llevadero en estos momentos de crianza en los que algunos padres se pueden sentir muy solos, no sólo por tener o no familia, sino por sentirse o no entendidos.

  14. Carolina dice:

    Precioso homenaje. Muchas gracias, comadres, por dejarme formar parte de esta tribu y ayudarme desde el principio. Sin familia aquí, vuestro apoyo en la experiencia maternal ha sido muy valioso para nosotros.
    Gracias por arrojar luz y ánimo incluso en los peores momentos.

  15. Annalisa dice:

    Coincidí un solo día al taller de lactancia (me volví a incorporar al trabajo justo a la semana siguiente) y encontré a esta tribù de mamás estupendas que dan apoyo, consuelo y muchos consejos. Una mamá primeriza no puede pedir más y lo aconsejo a todas (primerizas o no). Compartir dudas, inquietudes y también los pequeños o grandes logros han hecho mi maternidad aún más maravillosa. Muchas gracias tribù!!!

  16. Silvia dice:

    Gracias a todas por dejarme pertenecer a este grupo y a tí Sandra por expresar tan bien lo que significa la tribu. Ojalá Héctor y yo hubieéramos conocido antes vuestra compańía y vuestro calorcito!! Pero lo disfrutamos ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Alejandra López Gómez
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://colorsandia.es/aviso-legal/.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola