La cámara Kodak Zx1 ya está aquí, ¡pulsa el botón rojo!

Hace una semana recibimos el premio del Concurso de Tweets que puso en marcha ITexpresso. El premio era (entre otros) una cámara de vídeo de bolsillo Kodak Zx1. La idea era probarla un poquito, nada de superproducciones con guión que llevan demasiado tiempo, y hacer una revisión de sus características para los que os estéis planteando si merece la pena. Cuando hagamos un vídeo en condiciones prometemos subirlo.

Destaca que sea una cámara de Vídeo HD con un tamaño tan reducido. Si recordáis a algún tío que hace no muchos años grababa las celebraciones familiares con una gigantesca cámara VHS que ya se consideraba compacta el shock puede ser increíble. Tiene el tamaño de un móvil; cabe en cualquier bolsillo y puedes llevártela a cualquier sitio porque además resiste las inclemencias del tiempo (lluvia, arena, viento…, ya sabéis, las inclemencias).

Fácil de usar. Muy fácil de usar. Un botón de encendido, un botón rojo (para comenzar y finalizar la grabación), cuatro botones de dirección para moverte por los menús y manejar el zoom y otros cuatro botones con iconos para facilitar la gestión de los archivos y los modos de cámara y vídeo. La cámara genera archivos HD, HD60, VGA y por supuesto hace fotos más que aceptables en formato JPG. En 5 segundos listo para grabar. Estás grabando antes de que el gato deje de tocar el piano.

Viene con un montón de accesorios y complementos, la típica correa para sujetarla a la muñeca, una funda de tela, una carcasa de repuesto en otro color, cables para sus conectores VGA, HDMI y USB, un cargador y dos pilas, aunque no parece que la autonomía sea muy limitada. Completo, aunque tiene una muy limitada memoria interna, es imprescindible comprar una tarjeta SDHC. Nosotros compramos una de 16GB (unos 40€), lo que supone en HD (30 frames por segundo) unos 320 minutos de vídeo que nos parecen más que suficientes. Nos sorprendió gratamente que grabara con bastante luminosidad en ambientes oscuros, teniendo en cuenta el tamaño del objetivo (no mucho mayor que el de la cámara de un móvil de última generación) eso sí, subiendo los niveles de ganancia al máximo (no existen los milagros) lo que supone cierta cantidad de ruido en la imagen, pero unos resultados bastante aceptables si eres consciente de lo que puedes hacer con ella o sabes sacarle partido creativo. Lo mismo ocurre con el micrófono integrado: graba audio, aunque no estés dirigiendo la cámara hacia la fuente sonora, en un radio de unos dos metros.

El lado negativo. Requiere de un pulso firme por parte del operador para que no parezca que estás inmortalizando siempre un terremoto. Hay que pensar muy bien el plano antes de ponerse a grabar a lo loco, o si no corres el riesgo de grabar las vacaciones de un borrón. Cuidado con abusar del zoom, sobre todo en el momento de la grabación, ya que no es nada fluido. Sería mucho pedirle que dejara enfocar a nuestro gusto, no deja de ser una cámara de bolsillo, pero podría mejorar el enfoque en distancias menores a un metro. Por estas razones no merece la pena para hacer movimientos, recomendamos más bien tirar de muchos recursos en plano fijo (olvidaos de paneos, travellings, enfoques-desenfoques y homenajes a Valerio Lazarov) y de un buen montaje en postproducción (posibilidad que viene innata a la cámara porque trae un software sencillo de edición de vídeo).

En definitiva, nos parece una buena idea para sustituir a tu cámara de fotos compacta. Las mismas fotos y además vídeo por un precio muy asequible (entre 85 y 130 €). En algunos casos también podría desplazar a tu antigua cámara miniDV, sobre todo cuando te parece muy pesado cargar con ella (con sus baterías, sus cintas…) y te gusta el estilo reality. No solo la facilidad y rapidez para sacarla y ponerla a grabar en cualquier momento ayuda en la captura de imágenes insólitas sino también el hecho de que puede pasar por un móvil o incluso por un Garmin. Echamos de menos la posibilidad de quitar la luz de aviso de grabación (tally) que, por otro lado y en los tiempos que corren, casi es un seguro de privacidad, aunque todavía no estamos muy seguros de que se pueda quitar y nosotros aún no sepamos como.

Vegaoo.es - disfraces a precios baratos baratos

You may also like...

2 Responses

  1. 5 enero, 2011

    […] hacerlas no hay luz y en los más “modernos” no te dejan, y por mucho que lleves la cámara espía se andan con mil […]

  2. 31 marzo, 2011

    […] Hemos aprovechado otro puente para montar un pequeño vídeo con las imágenes que grabamos con la Zx1 durante esos días. No son un paradigma del buen pulso, pero como hemos dicho, estábamos de […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.